a Falcioni no le quedan más volantes centrales y deberá improvisar en el medio del equipo


La derrota de Lanús en Liniers le dibujó una mueca de sonrisa a Julio César Falcioni porque el punto cosechado el viernes ante Defensa y Justicia resultó positivo y le sirvió para que su Independiente continuara como único líder de la Liga Profesional. Sin embargo, hay una gran preocupación que le produce insomnio por estas horas de cara al duelo del martes contra Atlético en Tucumán: se quedó sin mediocampistas centrales y tendrá que agudizar el ingenio para armar el equipo.

Había alertado el Emperador antes de iniciar la temporada que contaba con un plantel demasiado corto. De hecho, no pudo aguantar la triple competencia y rápidamente quedó afuera de las Copas Argentina y Sudamericana. Enfocado únicamente en el torneo local, se hizo fuerte desde la solidez y la eficacia y trepó a la cima de la tabla, aunque ahora la falta de variantes de futbolistas le pasa factura.

Cuando Domingo Blanco fue expulsado contra el Halcón, el entrenador del Rojo se agarró la cabeza porque ya sabía el problemón que se le venía. Es que todavía tiene lesionados con sendos desgarros a Lucas Romero y Lucas González. Blanco había asumido la tarea de ser el hombre de contención, más allá de tener otro tipo de características naturales. Ahora, también tiene negada esa opción.

Domingo Blanco vio la roja ante Defensa y no estará el martes en Tucumán. Foto: Juano Tesone

Domingo Blanco vio la roja ante Defensa y no estará el martes en Tucumán. Foto: Juano Tesone

Para colmo, Juan Pacchini, el jugador de la cantera que se desempeña como volante de quite y que ya tiene experiencia en la máxima categoría debió ser aislado desde el jueves pasado por ser contacto estrecho de un positivo de coronavirus.

¿Qué alternativas tiene a mano Falcioni en el puesto? El uruguayo Carlos Benavídez se encuentra recuperado de una rotura de ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha y viene de sumar minutos por primera vez en la Reserva. Sería todo un riesgo no recomendable tomar ponerlo como titular ya en la máxima categoría.

La otra variante es echar mano a un juvenil como Matías Sosa, que juega de cinco en la Reserva y que estuvo sentado en el banco el pasado viernes en el Libertadores de América. ¿Debutará en el Norte?

Falcioni tiene apenas un puñado de horas para ver de qué manera se las rebusca para rearmar el círculo central. Mucho margen de maniobra no tiene.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *