miércoles, mayo 29News That Matters

Arranca una subasta millonaria por el Balón de Oro que Maradona ganó en México ’86 y había robado la mafia italiana


El 13 de noviembre de 1986, Diego Maradona recibió la distinción al mejor jugador del Mundial de México. Fue el Balón de Oro diseñado con la forma de la pelota “azteca”, que se utilizó en aquel torneo. La recibió en Lido, Francia, el mismo país donde será subastado el mes que viene.

Se trata de la distinción individual más importante que recibió Maradona en aquel certamen inolvidable que llevó a la Selección Argentina hasta la cima del mundo, el año que anotó el ‘Gol del Siglo’ y la ‘Mano de Dios’ contra Inglaterra en los cuartos de final.

Pero este premio cuenta con una historia muy particular, porque tres años después fue robado de la Banca De Nápoles por el clan italiano de Giuseppe Misso. El astro intentó recuperarlo, incluso habló con el capo de la mafia italiana Salvatore Lo Russo para recuperarlo.

El 28 de enero de 2016, el Balón de Oro de Maradona apareció de manera misteriosa en manos de un franco-argentino que se hace llamar Abdelhamid B. Y el dos de abril de este año se comprobó que era el trofeo que la revista francesa había confeccionado especialmente para Maradona.

El 6 de junio, a través de la prestigiosa Casa de Subastas de Internacional Aguttes- Neuilly-sur-Seine, de París, podrá comprar el Balón de Oro que ganó Diego. Los expertos creen que podría valar entre 12 y 15 millones de euros.

Jorge Burruchaga, compañero del crack y autor del gol de la victoria en el Mundial de 1986, aseguró cuando conoció esta noticia: “En ese Mundial, Diego brilló como nunca antes ni desde entonces en su carrera; fue monumental. Sabíamos que teníamos al mejor jugador del mundo, no había ninguna duda, lo sabíamos a ciencia cierta. “El trofeo del Balón de Oro por sí solo simboliza la grandeza de Maradona en la Copa Mundial, como el mejor jugador del mundo en su apogeo”.

“Mi recuerdo favorito de este Mundial es el segundo gol que marcó contra Inglaterra, que para mí sigue siendo el más hermoso de la historia porque hay que considerar el estado del campo, la altitud, el contexto entre los dos países y lo que logró. Pasó rápidamente por delante de seis jugadores… Fue divino. Ese día dejó un legado duradero para todos los deportistas argentinos, no solo para los futbolistas, demostrando cuánto hay que luchar para ser digno de vestir la camiseta argentina”, agregó Burruchaga.

Diego, tras el primer gol a los ingleses en 1986.Diego, tras el primer gol a los ingleses en 1986.

François Thierry, experto en deportes de la casa de subastas Aguttes, describió la expectativa que hay por el trofeo que se subastará en París: “La palabra ‘leyenda’, utilizada erróneamente con demasiada frecuencia, encaja perfectamente con Diego Maradona. Es para el fútbol lo que Muhammad Ali es para el boxeo o Michael Jordan para el básquet, un ícono que va mucho más allá de los límites de su deporte. Sin duda, es uno de los deportistas más humanos que hemos conocido, con sus virtudes y sus defectos. ‘El Pibe de Oro’, también apodado ‘el Dios del fútbol’, es un caso especial en la historia del fútbol mundial, un talento crudo e instintivo, en una carrera marcada por golpes de brillantez con ambos. Éxitos y excesos. La historia del fútbol con ‘H’ mayúscula está íntimamente ligada a la de Maradona”.

En una subasta reciente, la camiseta usada por Diego Maradona durante aquel partido de la Copa Mundial de 1986 contra Inglaterra se vendió por una cifra reportada en la región de 7 millones de dólares. Su dueño era Steve Hodge, quien intercambió camisetas con Maradona.

El otro Balón de Oro

France Football también entregaba un Balón de Oro, pero hasta la década del noventa sólo premio a futbolistas europeos. Por eso en 1986, la revista francesa distinguió con su premio al ucraniano Igor Belanov, que representó a la Unión Soviética en México y ganó la Eurocopa con el Dinamo Kiev.

El soviético Belánov, delantero del Dinamo Kiev, que se quedó con el "Balón de Oro de Maradona".El soviético Belánov, delantero del Dinamo Kiev, que se quedó con el «Balón de Oro de Maradona».

En 1995, Maradona recibió el Balón de Oro de manera “retroactiva”. Lo recibió de las manos de Alfredo Di Stéfano. Otra cruel parábola no le permitió disfrutarlo. Y lo perdió durante un incendio en la casa de sus padres.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *