Calefones solares, un proyecto que combina urbanización y creación de empleo para pymes y cooperativas | 120 mil viviendas del programa Casa Propia serán equipadas con esa tecnología



En Argentina hay 4 millones y medio de hogares sin acceso a la red de gas natural. Esto afecta especialmente a las familias de los sectores populares –que calientan el agua con electricidad, pagando tarifas más caras–, así como al Estado –que subisidia la generación de energía–. Atendiendo a esta situación, el ministerio de Desarrollo Productivo armó un programa para la fortalecer la fabricación de calefones solares nacionales, destinado a pymes y cooperativas de trabajo. Su fabricación local, dice la estimación oficial, generará 800 empleos directos y más de 3 mil indirectos. Un dato clave es que 120 mil viviendas del Plan Federal se entregarán con estos equipos instalados.

José Abelli, fundador de la federación ACTRA (Autogestión, Cooperativismo y Trabajo) y asesor del Ministerio de Desarrollo Productivo, explicó sobre el punto de partida de esta iniciativa: “En el país este tipo de equipos ya se está fabricando, pero el sector está en crisis. En 2015 había 23 empresas nacionales en el rubro. En 2019 se vendieron 30 mil calefones solares, pero de ese total 27.500 fueron importados, hechos en China. Hoy quedan apenas 6 empresas locales fabricándolos. Hay un espacio para la sustitución de importaciones, que puede tener como protagonistas tanto a las pymes como a cooperativas de trabajo y recuperadas metalmecánicas”.

El convenio firmado para equipar a 120 mil viviendas del plan Casa Propia garantiza a los fabricantes una demanda asegurada para arrancar a producir. Es un enfoque al que vale la pena prestar atención, porque combina la realización de obras públicas con la necesidad de urbanización -una deuda social histórica- y la generación de trabajo local.

A cargo del programa está Pablo Bertinat, ingeniero y docente de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) de Rosario. “El Estado va a entregar las viviendas del Casa Propia con estos calefones, pero también creemos que se va dar un aumento de la demanda privada, porque dentro de los 4 millones y medio de hogares sin gas natural hay también familias que pueden comprarlos”. El ahorro en los hogares que pasen a calentar el agua con energía solar ronda los 25 mil pesos por año.

Como paso inicial se están haciendo capacitaciones con los Institutos Provinciales de Vivienda para que incluyan en sus proyectos esta tecnología, que usa placas solares planas. En cuanto a la fabricaciòn de los equipos, la mayoría de los fabricantes que ya vienen trabajando en el rubro tiene su diseño, que va a ser certificado por el INTI, y está el proyecto de diseñar un equipo propio, con una patente liberada. El Instituto, por otra parte, se ocupará de capacitar a la mano de obra necesaria para las instalaciones.

El programa para la fabricación nacional de calefones solares es parte del Plan de Desarrollo Verde lanzado el martes por el Ministerio de Desarrollo Productivo. “Las cooperativas estamos incluidas como proveedoras”, indicó Abelli. “Esto quiere decir que habrá de empleo para las que realicen instalaciones y, a mediano plazo, una convocatoria para que las PyMEs y recuperadas del rubro metalmecánico se reconviertan, diversificando su producción”. 



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *