lunes, noviembre 29News That Matters

cómo fue el caso de gatillo fácil que tuvo como víctima a un joven de 17 años


El hecho sucedió el miércoles a la mañana cuando Lucas transitaba por la calle Iriarte a metros de la avenida Vélez Sarsfield en el barrio de Barracas. De repente un auto sin patente se les cruzó para que detengan la marcha y un hombre les apuntó con un arma. La camioneta era conducida por un joven llamado Julián y Lucas iba en el asiento del acompañante.

lucas-gonzalez-1 (1).jpg

Murió Lucas González, el joven de 17 años que permanecía internado en gravísimo estado en el Hospital El Cruce, de Florencio Varela.

Murió Lucas González, el joven de 17 años que permanecía internado en gravísimo estado en el Hospital El Cruce, de Florencio Varela.

Al ver el arma y la imposibilidad de continuar la marcha, Julián creyó que se trataba de un asalto e intentó esquivar el Nissan Tiida con tres oficiales de civil y sin identificación policial. Fue en ese momento en que uno de los policías comenzó a disparar mientras la camioneta escapaba.

Lucas ya estaba herido de dos disparos en la cabeza y había caído sobre el cuerpo de Julián que desesperado intentaba buscar ayuda para su amigo. Fue 5 cuadras más adelante cuando encontró a una oficial de la policía de la ciudad como consigna en una esquina. Detuvo la marcha para pedir ayuda tras lo que creía había sido un intento de robo, necesitaba una ambulancia. “Mataron a mi amigo”, le relató Julián a la oficial que ya al tanto del tiroteo les dio la voz de alto y procedió a detenerlos. Al ver esa situación uno de los jóvenes futbolistas, Niven, comenzó a correr y no pararía hasta llegar a su casa de Avellaneda.

f800x450-94005_145451_5050 (1).jpg

El jugador de fútbol fue asesinado por efectivos de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires mientras volvía de un entrenamiento en el club Barracas Central.

El jugador de fútbol fue asesinado por efectivos de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires mientras volvía de un entrenamiento en el club Barracas Central.

Las primeras crónicas policiales comenzaron a intentar imponer la idea de que un grupo de delincuentes realizaron maniobras evasivas en el tránsito y al intentar ser identificados exhibieron un arma, razón por la cual el personal policial inició la agresión. Pero los jóvenes no tenían ningún arma y el auto que conducían era del padre de uno de ellos, quién manejaba tenía hasta la cédula azul para hacerlo.

Los primeros policías al llegar al lugar rápidamente notaron que había algunos elementos que no cerraban en el relato de los tres policías de la brigada. Dudas que empezaron a crecer con el correr de las horas y que se hicieron más intensas cuando dijeron haber encontrado un arma réplica en el baúl de la camioneta que conducían los jóvenes, casi 12 horas después del hecho. Arma que luego se comprobaría que fue plantada por el mismo personal policial que había disparado.

Mientras tanto, la investigación avanza. Alejandro Cilleruelo, a cargo del Juzgado de Menores N°4, intervino en la causa, por estas horas, y repasa las pruebas que recolectaron los peritos de la Policía Federal que llevan adelante la investigación para determinar lo sucedido. Por el momento, el juez Cilleruelo no tomó ningún temperamento contra los efectivos.

Lucas estuvo internado en el Hospital del Cruce de alta complejidad en Florencio Varela, localidad de donde él es oriundo. Estuvo internado un día y medio y finalmente falleció debido a la gravedad de sus heridas. El cuerpo se encuentra en la Morgue Judicial para que le realicen la autopsia correspondiente. Luego, será devuelto a la familia, que ya confirmó que iba a donar los órganos del joven, para que puedan darle el último adiós. Según informaron, el sepelio se realizará en una cochería de la zona hoy después del mediodía.





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *