martes, enero 18News That Matters

«Como Jesús, intentan crucificarlo, subestimarlo, ponerlo de rodillas»



Mientras Novak Djokovic está recluido en una habitación del Park Hotel, conocido como «el hotel de los gusanos» donde paran los migrantes con problemas de visado en Melbourne, Australia, la familia del número uno del mundo brindó este jueves una encendida conferencia de prensa en la que no sólo defendieron a Nole sino que acusaron a Australia de «pisotear al pueblo serbio».

«Novak es Serbia y Serbia es Novak. Están pisoteando a Novak y, por tanto, al pueblo serbio. Querían ponerlo de rodillas, pero no solo a él, sino también a nuestro país. Como Jesús, intentan crucificarlo, subestimarlo, ponerlo de rodillas«, soltó Srdjan, padre de Novak, que habló en compañía de su mujer, Diana, y su otro hijo Djordje.

Y siguió con su discurso encendido: «Somos una nación orgullosa, europea y civilizada. Nos bombardearon, nos oprimieron y destruyeron, pero no nos rendimos ni lo haremos jamás. Somos un pueblo serbio orgulloso, cuyo representante e ídolo es nuestro Novak. No se rendirá. ¡Está en la cárcel, nuestro Novak es un prisionero de esos bastardos!«.

Justamente Djordje fue el encargado de hacer públicas las primeras reflexiones de Novak desde Melbourne, donde llegó este miércoles para jugar el Abierto de Australia, pero finalmente no pudo ingresar por problemas en la confección de su visado, donde no argumentó los motivos de su decisión de no vacunarse contra el Covid-19.

«¡Dios lo ve todo! Mi bendición es espiritual y la de ellos es material». Ese es el mensaje de Novak a su hermano Djordje, que lo ha leído ante los medios de comunicación, como informa Kurir en Serbia. Se trató la primera comunicación del tenista desde su retención en el aeropuerto.

En Serbia aseguran que Djokovic había pedido pasar el día de Navidad -para la iglesia ortodoxa- de mañana con su equipo y se lo negaron. Dicen que también que no le dieron su valija ni ni la mayoría de sus pertenencias, que están siendo requisadas en el aeropuerto mientras. Sólo se llevó una bolsa con lo básico para pasar los días en el hotel. El lunes tendría la audiencia ante un tribunal en la que intentará torcer la decisión del gobierno de Australia.

La situación de Djokovic

Djokovic, amenazado de expulsión de Australia, que le rehusó la entrada y anuló su visado, obtuvo un aplazamiento hasta el lunes, en un nuevo episodio de esta saga convertida en incidente diplomático.

El serbio, retenido por los servicios de inmigración en Melbourne desde su llegada el miércoles con la intención de participar en el Open de Australia, recurrió en la justicia la decisión de las autoridades de negarle la entrada.

En una primera audiencia este jueves, el abogado del Estado Christopher Tran aseguró que Australia no prevé proceder a dicha expulsión antes de que se celebre otra audiencia, prevista el lunes.

El rocambolesco viaje de Djokovic provocó un incidente diplomático, ya que el presidente serbio Aleksandar Vucic acusó a las autoridades australianas de «maltrato» al número uno del tenis mundial y consideró que existía una «caza política».

Un puñado de aficionados se congregaron el jueves ante el hotel de Melbourne donde el tenista está retenido, pidiendo su liberación.

Al menos una persona fue detenida cuando las fuerzas del orden intentaban dispersar a los manifestantes.

El padre del tenista, Srdjan Djokovic, llamó a otra manifestación de apoyo a su hijo en Belgrado.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *