martes, noviembre 30News That Matters

Controles y chequeos permanentes, las claves para prevenir el cáncer de mama


Ese es el motivo por el cual cada año se incentiva cada vez más la promoción de los controles mamarios: para evitar que las pequeñas lesiones oncológicas se transformen en un cáncer terminal. Así lo explica la mastóloga Graciela Rodríguez: “El cáncer de mama es una enfermedad que se origina por la reproducción de células anormales en la mama y que, dejadas a su propia evolución, puede afectar a otros órganos vitales. De no mediar tratamiento, puede afectar a todo el organismo”.

La especialista en patologías mamarias que trabaja en la Clínica Monte Grande (CMG) reconoce que existen factores externos al cuerpo que desarrollan la enfermedad. “La parte emocional también influye a la hora de desarrollar el cáncer. Lo importante es hacer un equilibrio entre lo que está pasando dentro del cuerpo como afuera”, comentó a El Diario Sur, y ejemplificó: “La pérdida de un hijo u otras situaciones traumáticas suman a esta enfermedad”.

Gráfico cáncer de mamas.jpg

Como se dijo, el principal motivo del “mes rosa” es promover el control mamario con el objetivo de prevenir el cáncer. Los mismos, según explicó Rodríguez, se inician con el autocontrol de las mujeres. “Se debe revisar con las dos manos todo el contorno de la mama y la axila para que las mujeres conozcan su propio cuerpo. También deben mirarse la mama frente al espejo, hacer una inspección: ver que no cambie de color, que no haya retracción en el pezón ni esté lastimado”, explicó la especialista, que siguió: “Ante alguna anomalía o irregularidad, las mujeres tienen que consultar al ginecólogo o al mastólogo”.

“Existen, además, estudios que nos ayudan a hacer prevención del cáncer de mama, como la mamografía. La primera se realiza a los 35 años. En situaciones donde las mujeres necesitan hacerse el control más tempranamente por sus antecedentes familiares, se debe adelantar diez años”, detalló Rodríguez sobre los estudios que también buscan prevenir. Y agregó: “También está la ecografía mamaria, que es un complemento de la mamografía”.

Hay veces que a los mastólogos les quedan dudas incluso después de que la paciente haya pasado por la mamografía y la ecografía mamaria. Para eso, también existe una tercera alternativa: “Cuando no se detecta nada mediante estas dos vías, se puede solicitar una resonancia magnética mamaria, que la pedimos cuando hay incertidumbre o cuando la paciente tiene una prótesis”.

Graciela Rodríguez.jpg

Graciela Rodríguez, mastóloga de la Clínica de Monte Grande.

Graciela Rodríguez, mastóloga de la Clínica de Monte Grande.

El doctor David Fusaro puso en marcha un nuevo circuito de ginecología en Canning Health

A fines de septiembre, el centro que depende de Clínica Monte Grande, Canning Health, comenzó a desarrollar un nuevo circuito de control ginecológico a cargo del doctor David Fusaro. El mismo consiste en un servicio donde las mujeres pueden concurrir a hacerse su chequeo ginecológico anual, de una manera práctica, en un solo lugar y en un mismo tiempo. “La idea es tener una atención personalizada y chequeos apropiados para cada edad y para cada circunstancia, para las mujeres desde la adolescencia hasta la senectud. La idea es no hacer estudios de más, ni de menos: hacer los que correspondan de acuerdo a las normas internacionales de control para la mujer según la etapa en la que esté”, sostuvo David Fusaro en diálogo con El Diario Sur.

David Fusaro (1).jpg

David Fusaro, ginecólogo.

David Fusaro, ginecólogo.





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *