Darío Nieto no quiere que los jueces del Memorándum con Irán accedan a su teléfono | Qué es lo que compromete al secretario privado de Mauricio Macri



Darío Nieto no quiere que el tribunal oral que tiene a su cargo la causa del Memorándum con Irán acceda al contenido de su teléfono. En las últimas horas, el secretario privado de Mauricio Macri presentó un nuevo planteo en contra de la decisión del juez Marcelo Martínez de Giorgi, que instruye la causa de espionaje ilegal en la que está imputado, de enviar el material al Tribunal Oral Federal (TOF) 8, que quiere conocer cómo fue la relación de Macri con Mariano Borinsky, uno de los camaristas que decidió la reapertura de la denuncia de Alberto Nisman contra Cristina Fernández de Kirchner.

Al filo del inicio de la feria judicial, Martínez de Giorgi decidió enviar el contenido del celular de Nieto al TOF 8. Las partes en la causa del Memorándum lo habían pedido porque allí figura una nota en la que Nieto decía que debían consultarle a Borinsky por una denuncia. La anotación se produjo el 1 de noviembre de 2018, cuando la denuncia de Nisman ya estaba en manos de Claudio Bonadio, pero daría cuenta de la relación de familiaridad que el entonces presidente Macri tenía con el integrante de la Sala IV de la Cámara Federal de Casación, con quien incluso reconoció que jugaba al tenis por tener amigos en común. Borinsky con Gustavo Hornos fueron los dos jueces que recibieron una felicitación pública de Macri después de reabrir la denuncia de Alberto Nisman contra Cristina Fernández de Kirchner y el excanciller Héctor Timerman, entre otros.

El defensor de Nieto, Gervasio Caviglione Fraga, apeló la decisión de Martínez de Giorgi y le dijo que la información compartida con el TOF 8 no forma parte de la causa. “El origen de esa información procede no de la lectura de la causa, sino de información periodística que se obtiene como consecuencia de una filtración ilegal que configuró un delito que ya fue denunciado ante Vuestra Señoría”, dice el escrito al que accedió PáginaI12.

El teléfono de Nieto fue secuestrado en el marco de la causa de espionaje ilegal que tramitó hasta principios de este año en los tribunales de Lomas de Zamora. Allí, Nieto quedó imputado por haber presuntamente recibido información de inteligencia ilegal sobre las movilizaciones contra la reforma previsional de 2017 y sobre las comunidades mapuches. Nieto terminó involucrado en la investigación gracias a la excoordinadora de Documentación Presidencial Susana Martinengo, que se jactaba ante sus amigos del grupo de espías conocido como Súper Mario Bros diciendo que ella le hacía llegar la información a Macri a través de Nieto. Después de ser indagado, los fiscales Cecilia Incardona y Santiago Eyherabide le dijeron al juez Juan Pablo Augé que no tenían los suficientes elementos para pedir el procesamiento del joven politólogo, y el magistrado le dictó una falta de mérito. La situación de Nieto fue apelada y está para resolver en la Cámara Federal porteña. El martes habrá una audiencia entre las partes de la causa y los camaristas Eduardo Farah, Mariano Llorens y Pablo Bertuzzi.

El teléfono de Nieto recoge toda la actividad del gobierno de Macri e incluso parte de su actividad personal. No sólo están consignadas las reuniones con el gabinete, sino también con importantes empresarios y jueces. No es casual que tanto Nieto como Macri intenten invalidar la prueba que surge de ese aparato. El dúo también denunció filtraciones y manipulaciones del teléfono.

En este caso, el TOF 8 pidió su contenido para entender la relación con Borinsky y evaluar si la causa se reabrió como parte de un acuerdo entre los magistrados y la administración Cambiemos. El TOF debe realizar el miércoles una nueva audiencia oral y pública para examinar las nulidades que plantearon las partes y determinar si sigue adelante con el juicio o no. El teléfono de Nieto también fue solicitado en la causa por el préstamo millonario a Vicentin, pero la fiscalía aún no pudo acceder por los planteos de Macri.

Éste no es el primer caso, a pesar de que no se descubrió que el Señor Nieto hubiera pertenecido a una supuesta empresa delictiva, se usa el supuesto contenido de lo hallado en el mismo para compartir información con otros tribunales por investigaciones que nada tienen que ver con el objeto de esta causa”, protestó el abogado Caviglione Fraga. “No se secuestró el teléfono de mi cliente para constatar si es o no partícipe o autor de los hechos aquí pesquisados sino para hurgar en su contenido y ‘hacer política’ con lo que se encuentre, promoviendo de este modo noticias efectistas, el escándalo y la delación infinita”.

Con su actividad en el expediente, Nieto fue quien logró que la Sala IV –con los votos de Borinsky y Javier Carbajo– le sacara la causa al juez de Lomas de Zamora y la mandara a Comodoro Py, como reclamaban los exfuncionarios y espías macristas. La decisión de la Cámara Federal de Casación Penal se conoció cuando los fiscales Incardona y Eyherabide reactivaban la investigación sobre Nieto, sobre todo después de que se conociera que el funcionario habría borrado los ingresos de jueces y fiscales a Olivos y a la Casa Rosada. Nieto, por ahora, no logró que lo desvinculen de la causa. La preocupación por el futuro de su secretario privado es compartida por Macri, que pidió que lo incluyeran en las listas para la Legislatura porteña.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *