Después de una semana para el olvido, River necesita volver a aparecer en un cruce clave


La semana que pasó para River fue, tal vez, una de las más olvidables del ciclo de Marcelo Gallardo. Y no solo por los resultados, ya que de tres partidos no hubo ninguna victoria, sino porque el flojo nivel que mostró el equipo -con suplentes y con titulares- y el agravante de la eliminación con Boca en la Copa Argentina. Es por eso que el equipo del Muñeco necesita enfocarse de nuevo para poder recuperarse y dar la cara contra Atlético Mineiro, con el que jugará este miércoles por la ida de los cuartos de final de la Copa Libertadores.

«El equipo va a estar bien como para enfrentar un partido de cuartos de final de la Libertadores. Si hay algo que nos ha caracterizado, es que en los partidos que nos tenemos que jugar algo más hemos estado presentes”, expresó Gallardo luego de la derrota con Godoy Cruz. Eso sí, el técnico le mandó un mensaje al plantel: “Lo que pasa es que no podemos depender siempre de los partidos importantes para estar presentes”.

De todos modos, a lo que Gallardo se refirió el sábado es quizás algo que inconcientemente él mismo le inyectó a sus jugadores. Ese chip que les genera una adrenalina para los partidos de la Copa Libertadores, en los que el equipo está muy arriba y después hay una baja natural en los encuentros en los que hay menos cosas en juego. Esta situación fue una constante en su ciclo.

De cara al encuentro frente a Atlético Mineiro, River buscará recuperar el juego que tuvo en los partidos con Argentinos (la vuelta en La Paternal), Unión y Lanús para intentar encontrar una regularidad que no tuvo durante este año.

La inclusión de Bruno Zuculini y el cambio de sistema le dio al equipo más equilibrio y una pausa que le estaba faltando. Sin embargo, contra Boca el elenco titular volvió a retroceder en lo futbolístico. Y una de las claves está en que no pudo afianzar a un cuarto hombre en la mitad de la cancha. Ni Agustín Palavecino primero, ni ahora Jorge Carrascal o José Paradela pudieron adueñarse de ese lugar con una regularidad en sus actuaciones.

Entonces, no se descarta que, dado el buen rendimiento de Julián Álvarez en Mendoza, Gallardo vuelva a apostar por un tridente de ataque sumando al juvenil con Braian Romero y Matías Suárez. Eso sí, todo dependerá de la recuperación del delantero cordobés.

Suárez volvió a entrenarse diferenciado este lunes en el predio de Ezeiza y recién tendría el alta médica este martes. Por lo tanto, no es seguro que sea titular y quizás arranque en el banco. Si eso sucede, Álvarez y Romero armarán la dupla de ataque como contra Boca y en el medio jugará Paradela o Carrascal.

Por otra parte, Gonzalo Montiel está descartado por la distensión muscular en los isquiotibiales derecho que sufrió en el clásico con Boca en La Plata. Su lugar será ocupado por Milton Casco.

Más allá de los nombres y de los sistemas, lo que está claro es que River tiene que recuperar de cara a este duelo trascendental por la Copa Libertadores es la confianza, una compañía importante del equipo del Muñeco en este tipo de partidos. Y necesaria para volver a aparecer. 

Mirá también

Mirá también

 





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *