el cuarto Superclásico del año y una secuencia que no se daba desde hace tres décadas


Este miércoles se disputará el cuarto Superclásico del año y, como se sabe, el 3 de octubre habrá un quinto, algo que no ocurría desde hacía tres décadas. No será récord, pero 2021 será un año inolvidable para Boca y River, los dos más grandes del fútbol argentino.

Los tres encuentros que se jugaron este año finalizaron igualados: 2-2 en enero por la Copa Maradona, 1-1 en marzo por el interzonal de la Copa de la LPF y 1-1 en los cuartos de final. Pero el que festejó fue Boca, que ganó la definición por penales por 4 a 2.

La última vez en la que se jugaron al menos cinco clásicos en un año fue en 1989, hace ya 32 años. Y mucho tuvo que ver la definición de la Liguilla Pre Libertadores, en el cierre de la temporada 1988/89, que necesitó de un encuentro de desempate.

En mayo de este año fue Boca el que festejó en La Bombonera. Foto: Daniel Jayo / POOL / AFP.

En mayo de este año fue Boca el que festejó en La Bombonera. Foto: Daniel Jayo / POOL / AFP.

El primer encuentro de ese año se disputó el 5 de febrero en la Bombonera, por la 21ª fecha del torneo de Primera División 89/90: igualaron 0 a 0. Tras la culminación del campeonato comenzó la Liguilla y ambos llegaron a la final. Tanto en la ida en en el Monumental como la vuelta en la Boca, el 19 y 24 de julio respectivamente, igualaron 0 a 0.

Se necesitó un partido extra para definir al ganador de la Liguilla. El 28 de julio, en el estadio José Amalfitani, River se impuso 2 a 1 con goles de Juan José Serrizuela y Ramón Centurión, mientras que Claudio Marangoni descontó a cuatro minutos del final. El Millonario logró el derecho a jugar un partido con San Lorenzo en por un cupo para la Libertadores 90.

Finalmente, el quinto y último Superclásico del año se jugó el 6 de septiembre por la 4a. fecha de la temporada 1989/90, y esta vez ganó Boca en la Bombonera 1 a 0 con gol de José Luis Cucciufo. En el balance, un triunfo para cada uno, tres empates y una eliminación a favor de River.

Hubo tres años en los que los hinchas vibraron con seis clásicos pero nunca como en 1970, cuando se vieron las caras siete veces, cuatro por Copa Libertadores, uno por el Metropolitano y dos por el Nacional. El balance favoreció a Boca, que ganó tres y perdió dos.

Boca, campeón del Nacional de 1969, y River, subcampeón de ambos torneos del año, fueron los representantes argentinos en la Libertadores de 1970. Chacarita había ganado el Metropolitano pero no accedió al torneo internacional porque la reglamentación de aquella época era aún más extraña que la de estos tiempos.

El único que tenía asegurada su participación en la Libertadores del 70 era el campeón del Nacional (fue Boca), mientras que el segundo “podrá inscribirse en el Campeonato Sudamericano Libertadores de América”. El campeón del Metro, si no era subcampeón del Nacional, podía jugar con este si ocupaba la tercera, cuarta o quinta posición. Chacarita fue séptimo y se quedó sin chances. Entonces, River y San Lorenzo, que compartieron el segundo puesto, disputaron un desempate y el Millonario se impuso en ambos encuentros: 1-0 en Vélez y 3 a 2 en Racing.

Ya en la fase de grupos de la Libertadores, los dos Superclásicos fueron para el Xeneize: 3-1 en el Monumental el 17 de febrero y 2-1 en la Bombonera el 19 de marzo. El grupo fue compartido con Universitario y Bolívar, ambos de Bolivia. Boca salió primero, River segundo y ambos pasaron a la segunda fase, que compartieron con el Universitario más conocido, el de Perú.

En esa instancia, el que festejó fue River, que ganó 1 a 0 el primer partido en el Monumental y se clasificó a semifinales el 30 de abril tras igualar 1 a 1 en la cancha de Boca. Luego, sería eliminado por Estudiantes.

Del Metropolitano de 1970 participaron 21 equipos, empezó el 20 de marzo y se jugó a una sola rueda. Entonces, hubo un sólo clásico, que se disputó en la Bombonera el 14 de junio y se impuso el local por la mínima diferencia con un gol del Chapa Rubén Suñé.

Verdugo de Boca en La Bombonera, Julián Álvarez vuelve a la titularidad en River. Foto: EFE/Daniel Jayo POOL

Verdugo de Boca en La Bombonera, Julián Álvarez vuelve a la titularidad en River. Foto: EFE/Daniel Jayo POOL

Pero había más. El Nacional se jugó en dos zonas de 10 equipos cada una, a partido y revancha. Estaban en zonas diferentes pero los clásicos eran la atracción de los interzonales. Y hubo dos Superclásicos más. El 27 de septiembre, ganó River 2 a 1 en el Monumental con dos goles de Oscar Pinino Mas y ya con Didí como entrenador después de la salida de Angel Labruna; del otro lado, siempre estuvo José María Silvero. Y el 14 de noviembre, en la Boca, igualaron 0 a 0. Ese año, ninguno de los dos fueron campeones.

Además, jugaron 6 Superclásicos en 1966 (4 de Libertadores y 2 del torneo de Primera División), en 1976 (3 del Metro y 3 del Nacional, incluida la final histórica del torneo) y en 1982 (2 en el Nacional, 2 en la Libertadores y 2 en el Metropolitano).

Este año estuvieron a un paso de igualar el récord de 1970, pero Boca quedó eliminado de la Libertadores ante el Atlético Mineiro y ahora River se medirá con los brasileños. Después de este mano a mano en la Copa Argentina (la primera vez que se enfrentan por esta competición), sólo quedará el Superclásico del torneo de la Liga Profesional, el próximo 3 de octubre.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *