miércoles, mayo 29News That Matters

el enojo de Luis Suárez con Martino cuando lo sacó en el 0-0 ante Orlando


Inter Miami dio una nueva muestra de cuán importante es Lionel Messi para su funcionamiento colectivo. Sin Leo, ausente por la dura patada que sufrió el sábado pasado ante CF Montreal, los dirigidos por el Tata Martino empató 0-0 el clásico ante Orlando City y se mantiene como líder de la Conferencia Este de la MLS con un punto de ventaja sobre el FC Cincinnati, que tiene un partido jugado menos.

Los números son claros: sin Messi, el equipo rosa ganó apenas 2 de 13 encuentros -más 7 empates y 4 derrotas-, mientras que con el crack argentino en cancha acumula 16 victorias, 3 igualdades y 7 derrotas. Es decir, un 65% de efectividad contra un pobre 33%. En tanto, Orlando City suma cuatro partidos consecutivos sin ganar como local y no pudo aprovechar la derrota de Philadelphia Union ante New York City para arrebatarle meterse en puesto de playoffs.

Dos equipos sin pólvora, pero no sin opciones de convertir. Sólo hubo que esperar dos minutos para que el uruguayo Luis Suárez intimidara a Pedro Gallese, reaccionó bien el peruano. Fue una primera mitad con llegadas al área pero sin éxito a la hora de concretar.

Orlando descuidó mucho su defensa, sólo unos suspiros después del disparo de Suárez, apareció el argentino Franco Negri completamente solo dentro del área controlando un balón que le puso al paraguayo Matías Rojas desde la medular.

Con un buen control quiso regalarle el remate al finlandés Robert Taylor, que se topó con el único defensor atento de los locales, el esloveno David Brekalo.

Foto: Minas Panagiotakis / GETTY IMAGES NORTH AMERICA / Getty Images via AFPFoto: Minas Panagiotakis / GETTY IMAGES NORTH AMERICA / Getty Images via AFP

Lo noticioso en el Inter fue su solidez de inicio en su línea defensiva, acostumbrados últimamente a comenzar perdiendo, la primera acometida de Orlando por la derecha a través del argentino Martín Ojeda y el norteamericano Duncan McGuire la cortó magistralmente con una barrida del Toto Avilés.

En el minuto trece lo intentaron de nuevo los locales, esta vez a balón parado con una pelota inocente, de nuevo de McGuire, por abajo, que todos dejaron pasar y se perdió cerca del primer palo.

Poco a poco, Orlando iba adquiriendo más protagonismo en el encuentro, y tuvo veinte minutos de vendaval para los del colombiano Óscar Pareja, la pelota ya no era de los visitantes.

La más clara la tuvo Ojeda tras una combinación fantástica de Orlando con pases por el pasillo central que derivaron en su disparo cruzado y la estirada, muy exigida, de Drake Callender.

Foto: AP / Michael LaughlinFoto: AP / Michael Laughlin

El arquero de Las Garzas también cumplió con una palomita justo después a disparo del colombiano Luis Muriel, rondaba el minuto treinta y la cara de Gerardo Martino comenzaba a ponerse muy seria.

Quienes también respiraron fueron los dos guardametas, Gallese y Callender, que se marcharon a los vestuarios con su portería a salvo.

Cambios sin influencia y jugadores agotados

No cambió mucho el escenario tras el descanso, dominó Orlando y visitó con frecuencia el área rival, pero con muy pocas unidades. Eran más batallas individuales de Muriel, Ojeda o McGuire que acciones colectivas, y los defensores del Inter solventaron sin apuros.

Movió Gerardo Martino el banco dando entrada a Jordi Alba y al ecuatoriano Leo Campana, este último por un Suárez que se mostró muy molesto con el cambio.

Foto: Kim Klement Neitzel-USA TODAY SportsFoto: Kim Klement Neitzel-USA TODAY Sports

Pero los movimientos no influyeron en la actividad en las áreas, y sí en un endurecimiento del duelo, se calentaron los protagonistas y el colegiado Rosendo Mendoza comenzó a tirar de amarillas.

Una muy clara de Muriel para los locales y después otra generada por Alba que no llegó a rematar Campana. El partido pasó a ser una moneda al aire que caería del lado que tuviera un poco de inspiración al definir.

El paso de los minutos evidenció la desconexión de Orlando por un lado y la fatiga de Miami del otro. Esta jornada entre semana de la MLS se convirtió en una pequeña factura a la preparación física de algunos equipos.

El punto definitivo no fue del todo malo para el Inter Miami una vez que Orlando City terminó el tiempo de descuento volcado sobre el arco de Callender. Con este empate los de Martino se mantienen líderes en solitario con 28 puntos y dejan a Cincinnati, con su triunfo ante Atlanta, a tan solo uno de distancia.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *