El Gobierno evalúa abrir las fronteras terrestres con Chile y Uruguay en septiembre | También se ampliará el número de ingresos de argentinos desde el exterior



La titular de Migraciones, Florencia Carignano, anticipó este lunes que el Gobierno Nacional planea reabrir las fronteras terrestres con Chile y Uruguay a partir del 6 de septiembre, con controles y protocolos similares a los que se realizan en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza.

A partir de esa fecha, además, se flexibilizará el número de ingresos de argentinos y argentinas que se encuentran en el exterior, que pasará de 1.700 a 2.300 personas por día. 

«Desde el 6 de septiembre vamos a hacer una prueba piloto de turismo con Chile y Uruguay«, anunció Carignano en radio Futurock, donde aclaró que para la reapertura de las fronteras terrestres será necesario aplicar «un protocolo similar al de Ezeiza». 

«Las provincias que tengan pasos terrestres tienen que proponernos pasos corredores seguros y deben emplazar un laboratorio con protocolo y lugar de aislamiento», indicó la funcionaria, quien confirmó también el pronto restablecimiento de vuelos provenientes de Chile, Brasil y Reino Unido.

Sin embargo, advirtió, es necesario que se mantengan los cuidados y se respeten los aislamientos obligatorios al arribar al país porque, ante la llegada de la variante Delta, «todo esto se puede ir al tacho por irresponsables como el de Córdoba»

Ingresos desde el exterior

Este lunes, la directora de Migraciones también aseguró que en las próximas semanas se ampliará el cupo de 1.700 pasajeros diarios que pueden ingresar al país vía Ezeiza a 2.300, gracias al descenso en los incumplimientos de la cuarentena, «que bajaron del 40% al 10%».

Ese número, sin embargo, «sigue siendo mucho si tenemos en cuenta lo que pasó en Córdoba, donde una sola persona hizo un desastre».

«Los números de contagios descendieron y nos permite empezar a flexibilizar. Tratamos de cerrar un poco para estar mejor parados ante la variante Delta. En estas cinco semanas ganamos tiempo para demorar la llegada de esta variante y vacunamos a 12 millones de personas«, destacó Carignano.

«Nuestra idea no fue complicarle la vida a nadie, justamente fue lo contrario: cerrar un poco para rearmarnos», continuó.

Además, anticipó, se contemplan «vuelos especiales» de parte de las aerolíneas que operan en los países donde se encuentran la mayor cantidad de argentinos «para traerlos de manera más rápida»

«No son vuelos de repatriación, van a volar con el mismo pasaje que compraron, en la misma aerolínea, pero esta vez autorizado por el Estado Nacional para ingresar por fuera del cupo establecido», dijo.

Por último, de cara a la ampliación del cupo de ingresos, Carignano señaló la necesidad de ampliar los corredores sanitarios seguros que por el momento están limitados en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza y a Aeroparque. «Si queremos aumentar el número de vuelos, necesitamos que otros aeropuertos se conviertan en corredores seguros» y que las provincias indiquen a dónde serán derivadas las personas que ingresen con covid-19″, consideró la funcionaria.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *