jueves, mayo 19News That Matters

el lazo histórico que une al millonario dueño de Amazon con un crack de River de los años 30


Villafrechós es un pueblito español ubicado en la provincia de Valladolid, en la región de Castilla y León. Supo tener casi 2.000 habitantes hacia fines del siglo XIX. En 2022 ronda los 500.  Allí hay un apellido que se repite muchísimo: Bezos. El del millonario dueño de Amazon, la segunda fortuna del mundo, y también el de una emblemática figura de River en la década del 30, cuando el club se ganó para siempre el apodo de Millonario. Jeff y Joaquín nunca se conocieron pero guardan entre sí un vínculo histórico.

Salvador Bezos, el abuelo de Jeff, nació en Villafrechós en noviembre de 1906. A los pocos años, partió junto a sus padres hacia Cuba. Luego, regresó al pueblo y volvió a partir y se instaló definitivamente en Santiago de Cuba. Teodoro Bezos, el padre de Joaquín, nació en el mismo pueblo pero en abril de 1879. Tenía 27 años cuando nació Salvador. Todavía vivía allí. Es probable que en un pueblo chico, aquel adulto y ese bebé, se hayan cruzado al menos una vez. Teodoro, que era labrador, llegó a la Argentina en el barco Zaaland desde el puerto de Barcelona el 9 de mayo de 1908.

Teodoro se enamoró de Bonifacia Manuela Herrero Girón en aquel pequeño pueblo lleno de almendros y colmenas. Bonifacia llegó a la Argentina en el barco Navarra desde el puerto de Vigo el 14 de noviembre de 1908. Dos años después, el 13 de marzo de 1910, nació en Buenos Aires Joaquín Bezos Herrero. Se inició en un club de barrio Siete de Oro, para debutar en la Primera de River con 19 años, el 29 de diciembre de 1929, ante Estudiantes de Buenos Aires (2-0) en la cancha de Ferro.

Jeff Bezos, fundador de Amazon Paul Ellis/Pool via REUTERS/File Photo

Jeff Bezos, fundador de Amazon Paul Ellis/Pool via REUTERS/File Photo

Ya en Cuba, Salvador conoció a Cesárea Pérez Cortés y en 1947, en Santiago de Cuba, nació Miguel Angel Bezos Pérez, el padre adoptivo de Jeff. Tras la revolución liderada por Fidel Castro en 1959, Miguel Bezos abandonó la isla en julio de 1962 en el marco de la operación Peter Pan, que con la intervención de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), la Iglesia Católica en Miami y algunos exiliados facilitó la salida de menores de edad. Miguel tenía 15 años. Sus padres lo acompañaron hasta el aeropuerto de La Habana y estuvieron separados por años.

Jacklyn Marie Gise era una adolescente en Albuquerque, Nueva México (el pueblo protagonista de las exitosas series Breaking Bad y Better Call Saul), cuando nació Jeffrey, el 12 de enero de 1964, producto de su matrimonio juvenil con el danés Theodore Jorgensen. Se separaron al año siguiente. El dueño de Amazon casi no tiene recuerdos de su padre biológico.

Mi papá es mi papá verdadero, no mi papá biológico. Su nombre es Mike. Es un inmigrante cubano. Llegó aquí como parte de la Operación Peter Pan», explicó Jeff en 2018 en una charla con el multimillonario y filántropo David Rubenstein en el encuentro anual del Club Económico de Washington DC.

Joaquín Bezos con la camiseta de River.

Joaquín Bezos con la camiseta de River.

Joaquín Bezos era un clásico back de la época, que podía jugar por derecha o por izquierda. Aquel partido ante Estudiantes, que jugó por izquierda, fue su única presentación en 1929. Al año siguiente, en tanto, jugó cinco partidos. Bezos fue una alternativa como marcador central durante la primera década del 30, en el inicio del profesionalismo. En total, jugó 52 partidos, no marcó goles y estuvo en el plantel en los ocho títulos que ganó River entre 1932 y 1937, aunque sólo jugó 4 partidos en la conquista del torneo de Primera División de 1937.

Miguel, Mike, desde que se mudó a Estados Unidos, conoció a Jacklyn cuando Jeff era un bebé. Se enamoraron, se casaron, se mudaron a Houston y crió al niño como propio, que desde entonces adoptó su apellido: Jeff Preston Bezos. Luego se mudaron a Miami y el joven Jeff fue a estudiar Ciencias de la Computación e Ingeniería Eléctrica en la Universidad de Princeton, donde se recibió en 1986. En 1995 fundó la librería Cadabra.com, luego Amazon. Además, es el accionista mayoritario de The Washington Post y la compañía aeroespacial Blue Origin. Es megamillonario, su fortuna está valuada en 200 billones de dólares.

Joaquín fue titular en el último partido que jugó River en el viejo estadio de Avenida Alvear (hoy Libertadores) y Tagle, el 5 de diciembre de 1937 ante San Lorenzo. Y también en el primer partido oficial en el Monumental, el 29 de mayo de 1938, ante Independiente (2.4). Ese fue su último partido en el club. Además, jugó el segundo tiempo (ingresó por Cilenio Cuello) en la inauguración del gran estadio, el 26 de mayo, en un amistoso ante Peñarol (3-1). Esos fueron sus últimos dos partidos en el Millonario. El 13 de julio finalizó su contrato, y luego pasó a Defensores de Belgrano, club en el que jugó apenas 9 partidos.

Joaquín Bezos, la segunda de las tres páginas que le dedicó la revista La Cancha en 1938.

Joaquín Bezos, la segunda de las tres páginas que le dedicó la revista La Cancha en 1938.

Una semana después, el 20 de julio de 1938, en un extenso reportaje de tres páginas que le hizo el periodista Edmundo A. Mhor en la revista La Cancha, Bezos confesaba que cuando todavía era amateur había sido broncero: “Ni me acuerdo del oficio. Llegado el caso, voy a tener que empezar de nuevo a estudiarlo, para ponerme práctico. Cuando tenga que abandonar el fútbol le voy a tener que meter duro y parejo a los bronces…”. Ese fue su último año como futbolista profesional. En 1947, con 37 años, aún jugaba para los veteranos de River. Luego su nombre se pierde en el tiempo como muchos otros jugadores.

En 2011, Jeff realizó una visita sorpresa al pueblo de su padre adoptivo. Estuvo una semana. Intentó rearmar el árbol genealógico, buscó familiares de su abuelo Salvador. El diario ABC de España reconstruyó aquella visita en 2013. Hablaron con Félix, sobrino de Salvador, y con Fidencio, un sobrino de Félix, que afirmó: “El tío de Félix se fue a Argentina, de este pueblo emigró mucha gente, con algunos aún mantenemos contacto”. ¿Salvador Bezos estuvo primero en Argentina? ¿Habrá recalado en la casa de los Bezos-Herrera? Apenas una especulación. Después, recaló en Cuba y comenzó otra historia.

Joaquín Bezos, la tercera página que le dedicó la revista La Cancha en 1938.

Joaquín Bezos, la tercera página que le dedicó la revista La Cancha en 1938.

En pleno siglo XXI, casi como una curiosidad, hubo una alianza de millonarios. En enero este de año River firmó un acuerdo con Amazon Prime, cuyo principal accionista es Jeff Bezos. Desde 2022, todos los productos oficiales de River se ofrecen en las tiendas Amazon de España, Francia, Gran Bretaña, Alemania y Estados Unidos. Y probablemente, en breve, el nombre de la empresa de Bezos aparezca en las mangas o los pantalones de los equipos profesionales.

Osvaldo Martínez es argentino y siempre escuchó a su mamá hablar de un primo futbolista. Su abuela Paula tenía una hermana, Bonifacia, la mamá de Joaquín. Quería saber si esta tal Bonifacia se apellidaba Herrero, como su abuela Paula, y si era de Villafrechós. Así llegó la consulta a Clarín, tratando de reconstruir esa parte de la historia, que quedó pendiente tras contactar a sus familiares directos, los Redondo y los Herrera. Con los contactos que logró, en especial el del alcalde del pueblo, consiguió el árbol genealógico de los Bezos. La rama de Salvador, el abuelo de Jeff, y la de Teodoro, el papá de Joaquín, se unen allá por 1700 en Villafrechós y también en Palazuelo de Vedija, otro pueblito a 10 kilómetros. Aquellos ancestros del siglo XVII no sabían que estaban gestando futuros millonarios.

El árbol genealógico de la familia Bezos

El árbol genealógico de la familia Bezos, elaborado en Villafrechós.

El árbol genealógico de la familia Bezos, elaborado en Villafrechós.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.