El Movimiento Evita y Barrios de Pie fusionaron sus fuerzas | Unidad en el Frente de Todos



«Mientras haya pobres en la Argentina, va a haber organizaciones sociales en los barrios«, aseguró el líder del Movimiento Evita, Emilio Pérsico, al finalizar el acto en el que se anunció la fusión entre su organización y Somos – Barrios de Pie. La amalgama de ambos espacios políticos territoriales fue saludada por el presidente Alberto Fernández con un video en el que señaló que «cada vez que veo que hay unidad dentro de nuestro espacio lo celebro, porque la unidad es un elemento esencial para el logro de los objetivos que tenemos por delante», y les pidió que «renueven la garra para el tiempo que viene», apuntando a la pospandemia.

«No construimos unidad, fusionamos fuerzas. Esto es como la fusión del acero y el carbón, que fusionados forman el hierro, son uno solo. Es un nuevo inicio, y para los que ven agua y aceite, mejor, porque entonces tenemos que cambiar«, afirmó el dirigente social en el escenario del teatro ND Ateneo, en el centro porteño. El secretario de la Economía Social, Pérsico, y la intendenta de Moreno, Mariel Fernández, de parte del Movimiento Evita y el subsecretario de Política Social, Daniel Menéndez, junto a la docente y legisladora Laura Velasco, de SOMOS – Barrios de Pie, presidieron el acto sobre el escenario.

Barrios de Pie y el Movimiento Evita transitaron a la par en las calles y los barrios el neoliberalismo de los 90, la crisis económica del 2001 y sus consecuencias. Ese andar por la misma vía los fue encontrando luego en el primer kirchnerismo donde las organizaciones sociales dieron su apoyo a Néstor Kirchner y los primeros pasos del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. A partir de allí ambos sectores tomaron distancia del cristinismo con diferentes posturas, el Evita se acercó a Randazzo y Barrios de Pie en una posición más opositora. Sin embargo, la irrupción del macrismo en la escena nacional con la implantación de una nueva etapa neoliberal con sus consecuencias de hambre y falta de trabajo, ordenó al campo popular en el Frente de Todos, detrás de la figura de Alberto fernández, una vez que la ex presidenta le propuso ser candidato a presidente.

«Recuerdo cuando redactamos el primer documento del Movimiento Evita. Fue en La Plata y una de las cosas que decíamos era que no hay proyecto nacional sin movimiento nacional», destacó Pérsico recordando la época de su agrupación durante los primeros días de la presidencia de Néstor Kirchner y llevando esa primera premisa a la fusión de las organizaciones. «Lo pero de esa época fue, no solo perder el laburo, sino que nos robaron la política como herramienta de transformación», agregó el dirigente haciendo foco en las consecuencias del neoliberalismo, que tuvo entre sus principales objetivos a derribar a la política y al trabajo en relación de dependencia con representación gremial. Pérsico no dejó de enviar buenas señales hacia el kirchnerismo cuando destacó una frase de la ex presidenta cuando dijo que «mientras haya un pobre en la patria, nadie puede bajar los brazos», o cuando prarafraseó a Máximo Kirchner cuando dio que «no hacía política en monopatín», de manera individual.

Antes, Menéndez había planteado que el sistema de planes sociales y ayuda económica gubernamental había que superarla y «poner el eje en el laburo y un crecimiento de la periferia hacia el centro”, un tema que está en discusión desde hace unas semanas hacia el interior del gobierno. También señaló que la fusión era «una señal que apunta a los resabios que el neoliberalismo nos dejó», entre las organizaciones «acentuando el individualismo» y la fragmentación del campo popular. «Con la unidad logramos la ley de Emergencia Alimentaria, compartimos una sensibilidad especial para darle más valor a las PyMES, un desprecio por la especulación financiera, desprecio por lo que hizo (el ex presidente Mauricio) Macri con Bolivia,  el compromiso para cuida a Evo (Morales, el ex presidente de Bolivia que sufrió un golpe de Estado)».

El presidente Fernández señaló en el video que envió al encuentro que “cada vez que veo que hay unidad dentro de nuestro espacio lo celebro, porque la unidad es un elemento esencial para el logro de los objetivos que tenemos por delante. Ahora viene una nueva etapa. Los voy a necesitar y necesito contar con ustedes». Mirando hacia los años que vienen, Fernández destacó que necesitaba «que renueven la garra para el tiempo que viene, nos vamos a ocupar de los últimos, de los que más necesitan. Pueden contar conmigo”.

En el teatro se encontraba parte del gabinete. El ministro de Trabajo, Claudio Moroni, el de Educación Nicolás Trotta y la de Mujeres y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta. El intendente de Hurlingham, Juan Zabaleta y los sindicalistas Héctor Daer, secretario general de la CGT y Gerardo Martínez, secretario de Relaciones Internacionales de la organización obrera y titular del gremio de los trabajadores de la construcción también fueron anunciados por los organizadores. Victoria Tolosa Paz, presidenta del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales era otra de las presentes en el teatro.

«Esto no es el final, sino el inicio, un paso», señaló Pérsico antes de finalizar el acto y marcando el rumbo del camino que se avecina.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *