martes, noviembre 30News That Matters

En la reconstrucción de Boca, el regreso de Villa es una necesidad económica y contractual disfrazada de deportiva


Con la recta final del año adelante de sus ojos, en Boca Juniors el camino se enfoca en un solo objetivo: clasificarse a la próxima Copa Libertadores. De eso se trata. Por la vía de la Copa Argentina (el miércoles jugará frente a Argentinos Juniors por una de las semifinales) o bien por la tabla acumulada que hoy lo tiene con un sitio asegurándose al torneo internacional de 2022. Algo ya tiene seguro: un espacio en la Sudamericana a la que accedió por quedarse con la Copa Maradona.

Sin embargo, como en todo un 2021 de transición y cambios grandes en el plantel, otra vez el equipo está en reconstrucción. Algo que se repitió con los meses, con mejor o mayor rendimiento, con Miguel Russo al frente o ahora con Sebastián Battaglia. Lesiones largas, retornos, conflictos, chicos, experimentados, sube y baja en rendimientos. Al cabo, la inestabilidad atravesó al equipo y de cara a las «siete finales» que le quedan (así lo definió Jorge Bermúdez) hay mucho por resolver.

El retorno de Sebastián Villa en la Reserva después de un pedido de disculpas público a los hinchas, al club, a directivos, cuerpo técnico y compañeros no tiene un costado deportivo sino económico que se comenzó a gestar desde hace dos semanas, cuando al club arribó una oferta desde Rusia por el cafetero que estuvo sancionado un mes y medio tras su grave decisión de dejar a Boca para irse a Colombia previo a un Superclásico.

Sebastián Villa tiene fecha de vencimiento como jugador "Xeneize".

Sebastián Villa tiene fecha de vencimiento como jugador «Xeneize».

La propuesta que apareció desde Europa por un jugador que todavía tiene vínculo hasta diciembre de 2024 acercó a su representante, Rodrigo Riep, a un acuerdo impostergable. Así, el delantero que había asegurado que no volvería a vestirse de azul y amarillo tuvo que agachar la cabeza, disculparse y pasó de entrenarse pero no jugar a tener minutos con los chicos de Inferiores.

Todos, igual, coinciden en que el final de su estadía en el club no debe ser mucho más allá de diciembre (o junio, con un mercado más amplio de por medio). Los millones por su 70 por ciento se negociarán en los mismos términos que Boca planteó a mitad de año y que desde Brujas de Bélgica nunca llegaron a poner: su última propuesta fue de 5 millones de dólares limpios para las arcas de Brandsen 805. 

Ya sin dudas sobre una posible lesión en su rodilla (algo que se consultaba desde clubes interesados en él), la vidriera para vender a Villa cuando antes se empezó a ver en la Reserva. Aunque entre abrazos, goles y mil publicaciones en redes el panorama se disfrace de otro modo.

Fue Carlos Izquierdoz, capitán y líder del vestuario, quien le puso palabras a lo que se piensa del punta colombiano en la intimidad: «El día de mañana, si el club decide que tiene que volver a integrarse deberá ganarse la confianza de todos otra vez«. Eso no pasó, más allá del pedido de disculpas de Villa.

Villa, en el aeropuerto. ¿Allí está su próximo destino? Foto Rolando Andrade Stracuzzi

Villa, en el aeropuerto. ¿Allí está su próximo destino? Foto Rolando Andrade Stracuzzi

Para Battaglia será una alternativa más dentro de un plantel en el que tampoco brilló ninguno en la ausencia de Villa. Con el colombiano, Boca no tuvo respuestas ni triunfos grandes. Sin él, solo el chico Luis Vázquez (en otra posición) mostró una irrupción con fuerza. El nivel de Cristian Pavón fue inestable, el de Nicolás Orsini estuvo marcado por las lesiones y Norberto Briasco apenas si cumplió con un puñado de buenos partidos. Atrás empujan Exequiel Zeballos y Vicente Taborda, pero todavía con pocos minutos.

¿Es Villa una solución? Si no lo fue antes, ¿por qué lo será ahora? Al menos el DT (con quien no tuvo el conflicto inicial, es cierto) puede optar por ponerlo o no. Pero su vuelta a las canchas tiene una explicación económica y hasta contractual: ¿cuánto más tiempo se lo puede sancionar al futbolista por su acto de indisciplina? Boca lo castigó con 30 días sin goce de sueldo y estuvo más de 50 sin ser considerado.

Otros nombres y el posible 11 ante Gimnasia

Eduardo Salvio jugó en Reserva. Foto Prensa Boca

Eduardo Salvio jugó en Reserva. Foto Prensa Boca

Hasta fin de año también se mezclarán, entre partidos y objetivos, el final del contrato de Edwin Cardona (Boca no comprará su ficha, tasada en 5 millones de dólares), los sondeos que existen por Agustín Almendra (con una vieja promesa de venta) y Vázquez, y el análisis de futbolistas que deberán retornar (Walter Bou y Gastón Avila serían tenidos en cuenta) con un mercado de incorporaciones que se desperezará en enero pero que por su factor acotado puede tener movimientos menores.

Con eso, en el mientras tanto, el DT deberá afrontar varios partidos con algunas bajas por lesiones (Weigandt, Rojo y Campuzano) más otros que están entre algodones como Juan Ramírez y Orsini, pero además tendrá retornos como los de Salvio y Villa para comenzar a decidir cuáles van al banco y otros que no están siquiera entre los concentrados.

Así, para recibir a Gimnasia de La Plata el once sería: Agustín Rossi; Advíncula, Zambrano, Izquierdoz, Fabra; Montes, Rolón, Almendra o Medina; Molinas o Cardona; Briasco o Zeballos y Luis Vázquez. 



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *