viernes, julio 1News That Matters

Instituto dio el batacazo en Santiago y es el campeón de la Liga Nacional de Básquetbol por primera vez


Instituto dio el golpe en su visita al estadio Ciudad de Santiago del Estero y es el nuevo campeón de la Liga Nacional de Básquetbol. De la mano de un Romano que marcó la diferencia desde la primera mitad (donde ya anotó 12 puntos y terminaría con 20) y el loco Cuello (que arrancó con 16 y se llevaría la gloria anotando los dos puntos que le darían la victoria a su equipo), los cordobeses se quedaron con el quinto juego y gritaron campeón por primera vez en su historia.

Parecía una lucha de David y Goliat. Por un lado Quimsa, con toda su billetera capaz de traer un grupo de americanos (léase, Davaunta Thomas, Eric Anderson quien fue el máximo anotador del partido con 21 puntos, y Reyshawn Terry) para pelear la Liga Nacional. Y con todo su palmarés. El local Quimsa ya había ganado la edición 2014-2015 de la LNB al derrotar en la final a Gimnasia y Esgrima de Comodoro Rivadavia por 4-2, mientras que Instituto se clasificó finalista en la temporada 2018-2019, cuando cayó ajustadamente con el luego campeón San Lorenzo, por 4-3. 

Además, el club cuyo nombre surgió de la fusión de los tres clubes más grandes de la ciudad (que significa tres en quichua, producto de la fusión de tres históricos clubes locales: Estudiantes Unidos, Santiago Básquetbol Club e Inti Club) ya contaba con un logro internacional es la obtención de la Liga Sudamericana de Clubes en el 2009. Y enfrente estaba instituto, que justamente iba en busca de refrendar el apodo que identifica a la institución: La Gloria.

Instituto llegó a este certamen como campeón del anterior Súper 20 de 2021, pero su gran proceso basquetbolístico arrancó en 2017 con un subcampeonato en ese mismo torneo, también un segundo lugar en la Liga Sudamericana ante el Franca brasileño en 2018 y la misma posición en la Liga Nacional de 2019 al ser derrotado en la final con San Lorenzo.

Cuello, se llevaría toda la gloria en el partido.

Cuello, se llevaría toda la gloria en el partido.

La primera etapa había terminado 47 a 46. Fue un partido parejo, donde ninguno de los dos impuso condiciones en los primeros cuartos, como si se tratara de un continuado del épico cuarto juego en el que La Gloria se ganó la chance de llegar al último y clasificatorio partido. Y así sería todo el encuentro donde cualquiera de las dos hubiera sido un justo campeón.

Pero, esta madrugada, cuando el reloj ya marcaba que el lunes era cosa del pasado, se romperían dos estadísticas. Una: esa que decía que el que ganaba el primer cuarto se llevaba el partido. Es que, esta vez fue Instituto el que cerró la primera parte con un apretado 25-23. Pero, desde ese momento, Quimsa no estaría más adelante en el marcador hasta que el reloj marcara menos de cinco segundos para el final del partido. ¿La segunda? Por primera vez en la historia ganó un visitante en el quinto juego.

Una definición para el infarto

El final del partido fue no apto para cardíacos. Thomas erró un tiro libre que dividió la pelota en el rebote. Cuello y el americano lucharon cuerpo a cuerpo hasta la línea el lateral pero el extranjero tuvo la viveza y la velocidad para hacer rebotar la naranja en el argentino. La jugada fue tan reñida que se resolvió recién después de que los jueces vieran la repetición en varias oportunidades. Y la posesión fue para los locales.

Quimsa jugó rápido, otra vez con Thomas, que penetró sin encontrar tiro hasta quedar detrás del aro. Movió la pelota hasta la línea de tres y se fueron al tiempo muerto con seis segundos por jugar. Romano le hizo falta a Terry que fue a la línea de tiros con 4,8 segundos por jugar. Otro estadounidense con la definición en sus manos desde la línea. Pero no le tembló el pulso. Anotó los dos, poniendo arriba al local por primera vez en todo el segundo tiempo. 84-83.

El DT de Instituto, Lucas Victoriano, dio una indicación clara: “Vayan al aro fuerte”. Así, Copello jugó para Cuello que penetró y le dieron falta de Terry que se despidió del partido por su quinta infracción. Cuello empató en el primer tiro en 84. Y también encestó el segundo, dejando el partido 85-84 y poniéndole cifras finales el encuentro.

Quimsa sacó largo, dividió la pelota para que Anderson se arreglara, pero la marca de La Gloria impidió que el americano accediera a la última posesión. La chicharra decretó la victoria de los visitantes e Instituto gritó campeón. 



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.