La clave de Marcelo Gallardo para que River vaya en busca de otra hazaña en Brasil


A todo o nada. Así fue River a Brasil para disputar la vuelta de los cuartos de final de la Copa Libertadores frente a Atlético Mineiro. Desde las 21.30, en el Mineirao de Belo Horizonte, el equipo de Marcelo Gallardo pondrá en juego el gran objetivo del año, la continuidad en el torneo más importante del continente. Arranca en desventaja por el 0-1 de la ida en el Monumental y porque el nivel futbolístico de los últimos partidos le resta esperanzas. Sin embargo, la presencia del Muñeco en el banco de suplentes y el aura en este tipo de definiciones hacen que la serie aún no esté cerrada.

“Dependerá de lo que nosotros forcemos como equipo para tener la posibilidad de pasar esta fase. Y tener la chance, si estamos bien, de tomarla y pasar esta fase difícil, contra un muy buen rival, que a priori va ganando 1-0 pero la serie no está definida, sigue abierta”, expresó con ilusión Gallardo después del triunfo contra Vélez en el Monumental por el torneo local, un partido que le permitió a su equipo cortar la racha adversa de cuatro encuentros sin victorias.

“El primer partido (con Mineiro) lo perdimos 1-0, jugando un buen primer tiempo y un mal segundo tiempo. Eso nos da la posibilidad de tener que jugar un muy buen partido ante un muy buen rival… Trataremos de ser eficaces en las posibilidades y sostenernos con buenos rendimientos para intentar pasar la serie», analizó el entrenador de River, dando la pauta de lo que su equipo –del que fue muy crítico- tiene que hacer para aspirar a llegar a las semifinales de la Copa.

Los jugadores de River tras la derrota en el Monumental. (AP)

Los jugadores de River tras la derrota en el Monumental. (AP)

La efectividad es clave

Hubo varios partidos en los que el equipo de Gallardo, durante este año, generó muchas situaciones de gol y concretó poco. Sin ir tan lejos, en esos cuatro partidos en los que no consiguió victorias (1-1 con Huracán; 0-0 con Boca y derrota por penales; 1-2 con Godoy Cruz y 0-1 con Atlético Mineiro), River pateó 48 veces, pero 16 remates fueron al arco, es decir un tercio. Y de esos 16 disparos acertados a los tres palos, apenas dos se convirtieron en goles.

River venía de ser contundente con Argentinos, a quien superó 2-0 en la revancha de los octavos de final de la Libertadores en La Paternal, y con Unión y Lanús, a los que goleó 4-0 y 3-0, respectivamente, por el certamen doméstico. Recién el sábado con Vélez recuperó algo de la efectividad que pide Gallardo, ya que de cinco disparos al arco (uno de penal), anotó dos.

Para ser efectivo y contundente River tendrá que estar enfocado y concentrado. No solo cuando pise el área rival, sino también para abortar los intentos de Mineiro hacia el arco defendido por Franco Armani. Para ello, deberá haber un buen despliegue del mediocampo, ya sea para presionar y recuperar y así no dejar a los defensores expuestos.

Braian Romero volvió al gol contra Vélez. (AFP)

Braian Romero volvió al gol contra Vélez. (AFP)

El esquema

En la previa, se especuló con la posibilidad de que Gallardo le dé lugar nuevamente a la línea de cinco defensores, pero Robert Rojas se recuperó recientemente de una pubalgia y está casi sin ritmo, mientras que a Jonatan Maidana le costó mucho los partidos que jugó por el torneo local.

La línea de cuatro, de todos modos, de a poco se va afianzando, ahora con Milton Casco como lateral derecho, tras la partida de Gonzalo Montiel. En cambio, en el mediocampo es donde el equipo padece más el funcionamiento. Y para colmo, no tendrá a su eje. Enzo Pérez acumuló tres amarillas y no podrá jugar. Su reemplazante sería Enzo Fernández. Y Nicolás De La Cruz llega con una molestia muscular que arrastra desde la semana pasada en el gemelo izquierdo.

Otra de las cuestiones a dilucidar durante los 90 minutos en Belo Horizonte es quién pierde más: si River sin Enzo Pérez o Atlético Mineiro sin Nacho Fernández (la Conmebol rechazó el pedido del club brasileño de que se le quitara la roja), expulsado en la ida por un planchazo a Fabrizio Angileri.

En definitiva, River, que llegó anoche a Belo Horizonte y se instaló en el hotel Ouro Minas, el mismo en el que se alojó en 2015 y 2019, deberá hacer un partido prácticamente perfecto para meterse en semifinales ante uno de los candidatos al título. Como otras veces en Brasil, donde el equipo de Gallardo mostró coraje para plantarse, ganar y revertir la serie. Ahora, está nuevamente en desventaja. Y en términos religiosos se dice que la fe es lo último que se pierde. Eso sí, River deberá ayudarla con mucho fútbol primero.

Los antecedentes de definiciones en Brasil

De las cuatro veces que River tuvo que ir a Brasil a definir una clasificación en la era Gallardo por la Copa Libertadores, tres veces logró el objetivo y solo en una quedó afuera. Esa única eliminación fue en la Copa de la edición pasada, cuando el 2-0 ante Palmeiras (al que le hizo un tercer gol, pero lo anularon a través del VAR por una milimétrica posición adelantada de Rafael Borré) no le alcanzó ya que en la ida había perdido 3-0.

Anteriormente, River había logrado tres clasificaciones, una contra Gremio, al que venció 2-1 en las semifinales de 2018, después de caer 1-0 en la ida y las otras dos frente a Cruzeiro, al que superó en los octavos de final de la edición 2019, tras derrotarlo por penales luego de igualar 0-0 los dos partidos y en los cuartos de la de 2015, cuando lo goleó 3-0 luego de caer 1-0 en la ida. Ese mismo resultado es el que tiene que revertir ahora contra Atlético Mineiro, en el mismo escenario, el Mineirao de Belo Horizonte.

El Mineirao con hinchas del Mineiro

Con el permiso de las autoridades sanitarias brasileñas y la Conmebol, Atlético Mineiro tendrá la posibilidad de contar con 16 mil personas en el Mineirao para el duelo contra River. Es decir, aproximadamente un 30% de la capacidad del estadio. Según informó la dirigencia de Mineiro, las entradas ya están agotadas y todos aquellos que irán a la cancha deberán presentar un PCR o un test de antígenos negativos de las últimas 72 horas.

Mirá también

Mirá también



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *