La historia de Gallardo en el Mineirao, el lugar donde se potencia el aura del Muñeco


Marcelo Gallardo no hizo referencia a hazañas, heroicas, creencias, épicas ni a cualquier otra palabra que aluda a cuestiones místicas antes del duelo del miércoles con Atlético Mineiro por la Copa Libertadores. El entrenador buscó enfocarse en las cuestiones futbolísticas para bajar un claro mensaje a su plantel e intentar recuperar el nivel futbolístico de varios de sus jugadores. Sin embargo, en la previa a este duelo copero difícilmente se pueda dejar de lado el aura que River tuvo con el Mineirao en la era del Muñeco.

Antes de la llegada de Gallardo, River nunca había ganado en el Mineirao. Cruzeiro, el equipo más fuerte de Belo Horizonte, era la bestia negra del club de Núñez en las competiciones internacionales. De hecho, le ganó dos finales: la de la Copa Libertadores en 1976 y la de la Supercopa Sudamericana, en 1991.

Sin embargo, en 2015, el equipo del Muñeco se hizo enorme en el Mineirao y goleó 3-0 (con tantos de Carlos Sánchez, Jonatan Maidana de cabeza y Teófilo Gutiérrez) al conjunto de camiseta azul, en una actuación memorable.

Fue una situación similar a la de ahora, con Atlético Mineiro, el otro gran equipo de la ciudad, que creció mucho en los últimos años y que fue campeón de América en 2013, con un tal Ronaldinho en la cancha. River, al igual que en 2015 con Cruzeiro, perdió 1-0 la ida en el Monumental.

No fue la única vez que River, con Gallardo en el banco, sacó a relucir las credenciales de equipo copero en Belo Horizonte. Por los octavos de final de la Libertadores 2019, el conjunto del Muñeco igualó 0-0 con Cruzeiro en Núñez, donde Matías Suárez falló un penal. En la revancha, también fue 0-0 y River avanzó tras ganar la definición por penales, 4 a 2.

En esa serie, el aura estuvo presente. A River, que muchas veces le son adversas las definiciones desde los doce pasos, esa noche le salió todo redondo. Convirtió los cuatro remates que ejecutó y Armani atajó dos de los tiros de los jugadores de Cruzeiro.

Para el arquero fue una noche estupenda. Y se agigantó en el mismo arco en el que el mes anterior también había atajado un penal en el partido que jugó con la Selección Argentina con Paraguay por la fase de grupos de la Copa América 2019.

Gracias a ese penal que detuvo el guardameta de River, el equipo de Lionel Scaloni no perdió (igualó 1 a 1) ante Paraguay y logró pasar de ronda y si bien luego quedaría eliminado en las semifinales con Brasil en ese mismo escenario, aquel partido con los locales fue el mejor del conjunto argentino, que se vio perjudicado por los fallos arbitrales.

Los jugadores de River festejan la clasificación a las semifinales de la Copa Libertadores 2015 luego de golear 3-0 a Cruzeiro en el Mineirao. Foto: Archivo Clarín.

Los jugadores de River festejan la clasificación a las semifinales de la Copa Libertadores 2015 luego de golear 3-0 a Cruzeiro en el Mineirao. Foto: Archivo Clarín.

Un festejo calcado en el Mineirao. En 2019 con Enzo Pérez a la cabeza. Esta vez, el mendocino verá la revancha con Atlético Mineiro desde afuera porque llegó a las tres amarillas y tiene que cumplir una fecha de suspensión. Foto: Marcelo Carroll.

Un festejo calcado en el Mineirao. En 2019 con Enzo Pérez a la cabeza. Esta vez, el mendocino verá la revancha con Atlético Mineiro desde afuera porque llegó a las tres amarillas y tiene que cumplir una fecha de suspensión. Foto: Marcelo Carroll.

De todas formas, más allá del aura que River tiene en el estadio en el que Alemania goleó a Brasil 7-1 en el Mundial 2014, Gallardo quiere separar las cosas. “Hay que separar los momentos: los que ya se vivieron, ya fueron, quedarán en la historia, ya no están”, afirmó el Muñeco. Aunque, luego agregó: “Tenemos que ir por otros desafíos con nuevas armas, con jugadores nuevos, a ver si podemos revertir una serie que es difícil. Lo vamos a intentar. Esto es fútbol todo puede pasar».

Al margen del enfoque en lo futbolístico, Gallardo sabe si su equipo revierte la serie, hará historia en Brasil y se volverá a comparar con los antecedentes. «Todos los momentos son diferentes. Hay momentos que atravesamos y fueron difíciles y nos hemos enfocado. Y hay un montón de situaciones que hemos vivido en todos estos años que nos pueden remarcar y a partir de esa experiencia sabemos que tenemos una posibilidad y tenemos que estar muy bien para tomarla. Eso me estimula», expresó el Muñeco. La chance está y él también se aferra a esa gran posibilidad en un estadio que le dio alegrías.

La racha favorable contra los brasileños

Desde que Marcelo Gallardo asumió la dirección técnica, River disputó ocho series mano a mano contra equipos brasileños por copas internacionales. Y tiene saldo favorable ya que ganó seis. Y cuatro de ellas definiendo en Brasil. Por Copa Libertadores, superó dos veces a Cruzeiro (2015 y 2019), una vez a Gremio (en 2018) y por la Sudamericana a Chapecoense, en 2015. En tanto, definiendo en Buenos Aires, le ganó a Atlético Paranaense por los octavos de final de la Copa Libertadores 2020 y la final de la Recopa Sudamericana en 2019.

Por otro lado, las dos derrotas fueron contra Flamengo, en la final de la Libertadores 2019 en Lima y con Palmeiras, en las semifinales de la edición 2020, que se jugó en enero de este año. Esta serie ante Atlético Mineiro es la novena contra equipos brasileños en la era Gallardo.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *