martes, enero 18News That Matters

la magia de una competencia de historias


¿Qué tiene el Dakar que atrapa a propios y extraños? A diferencia de cualquier disciplina del motorsports, o deportiva en general, no hay forma de ver el desarrollo completo en directo, ya sea por televisión, o por las nuevas plataformas digitales.

La competencia más extrema del planeta dura dos semanas, y cada día se dirime una etapa distinta, que comienza bien temprano, cerca de las 4:30 hora local, y dura hasta que el último participante de los más de 450 ingrese al siguiente campamento, ubicado, en promedio, a unos 700 kilómetros de distancia.

No hay forma de seguirlo de manera completa. La alta tecnología aplicada permite seguir minuto a minuto los tiempos de cada participante, ya sea en cada jornada, y en la clasificación general.

El piloto argentino Sebastian Halpern y su copiloto Bernardo Graue durante la novena etapa del Rally Dakar 2022, este martes en Wadi Ad Dawasiri. EFE/Biel Aliño

El piloto argentino Sebastian Halpern y su copiloto Bernardo Graue durante la novena etapa del Rally Dakar 2022, este martes en Wadi Ad Dawasiri. EFE/Biel Aliño

En tiempos en los que pareciera que si no hay una visualización en directo, no hay forma de solventar el desarrollo de una competencia deportiva, el Dakar arremete contra todos los conceptos y aumenta en atención mundial.

¿El secreto? Claramente que hay un gran equipo coordinado para darle difusión al Dakar, que desde 2020 compite en Arabia Saudita, tras 11 años en América del Sur, y originalmente, desde 1979, en África.

Pero el Dakar envuelve un aura distinto. Para el público en general, quien ingresa al mundo Dakar es diferente al común del público. Se anima a un reto deportivo y de supervivencia único, que no todos se animarían a enfrentar. Y allí nace la admiración, la curiosidad y el deseo por saber qué sucede en ese mundillo tan particular como inigualable.

El suizo Nicolas Monnin después de sufrir un desperfecto en el motor. EFE/EPA/YOAN VALAT

El suizo Nicolas Monnin después de sufrir un desperfecto en el motor. EFE/EPA/YOAN VALAT

“Apostamos a las redes sociales y a las plataformas digitales. De hecho, nos encontramos con un país nuevo para la organización, como es Arabia Saudita, que el 70% de su población corresponde a menores de 30 años. Y el impacto se observa naturalmente en el crecimiento del Dakar en ese nuevo terreno”, comentó a Clarín el cordobés Alejandro de Goycoechea, gerente de negocio y relaciones internacionales de la empresa ASO (Amaury Sport Organisation), que tiene a su cargo la carrera más extrema del mundo.

“Para el día de descanso en el Dakar de Perú, en 2019, teníamos 3.500.000 seguidores en redes sociales. Este sábado, con el día de descanso en este Dakar, registramos 5.500.000. Y es el target de jóvenes que se interesan por el evento”, destacó el argentino.

De hecho, este año, el video más visto fue uno protagonizado por el equipo ruso Kamaz, con más de 2.300.000 visualizaciones. Y la personalidad más vista es el salteño Kevin Benavídes, ganador en motos en 2021, con 7.200.000.

El ruso Dmitry Sotnikov del Kamaz Master team en acción a bordo de su camión en la novena etapa. EFE/EPA/YOAN VALAT

El ruso Dmitry Sotnikov del Kamaz Master team en acción a bordo de su camión en la novena etapa. EFE/EPA/YOAN VALAT

Está claro que la mudanza desde América del Sur a Arabia Saudita fue beneficiosa en lo económico. “Las cifras del acuerdo es confidencial entre ambas partes”, advierte. Sin embargo, más allá de los dólares que llegan desde el país de Medio Oriente, la ASO también aprovecha la diferencia horaria: “El Dakar funciona muy bien. Ahora se acomoda a los horarios de Europa, ya que al tener apenas dos horas más aquí, eso nos favorece en cuanto al seguimiento del público europeo”, comentó a Clarín.

Si bien el evento no se transmite en directo por TV, el despliegue es fastuoso: “Hay helicópteros, camionetas y un despliegue único. Nos emplean dos horas hacer el resumen de TV, con equipos que se intercambian permanentemente para actualizar la información. Hacemos 52 minutos diarios para las cadenas oficiales que transmiten por TV en los cinco continentes”, destacó De Goycoechea, que agregó: “Hasta 2021 teníamos 1200 horas de TV, con el resumen de 26 minutos. Ahora tenemos 2300 horas”.

Si bien Arabia Saudita firmó un contrato por 5 años, con opción por otros 5, a partir del próximo puede compartir terreno con otros países, si la pandemia no complica la organización, entraría Jordania, Omán o Abu Dhabi.

Los números en América del Sur estaban casi fijados, ya que los países distribuían parte del recorrido. Y eso estaba tarifado: el podio de largada se cotizaba en 4.000.000 de dólares, el de llegada, 3.000.000, y el de descanso, en 2.000.000.

El francés Mathieu Serradori seguido de cerca por uno de los helicópteros de la organización. EFE/EPA/YOAN VALAT

El francés Mathieu Serradori seguido de cerca por uno de los helicópteros de la organización. EFE/EPA/YOAN VALAT

“La organización de este evento es costosa. En comida solamente hay que pensar en 12.000 platos diarios. El barco con el traslado de los vehículos, desde Europa, tiene un altísimo costo. Por ejemplo ahora los pilotos sudamericanos no pagan el transporte. De eso se hace cargo la ASO”, destacó el argentino.

Para cada jornada se utilizan 17 helicópteros, de los cuales 4 son de servicios médicos, 4 para la TV y resto para dirección de carrera, logística, etc. Todos pueden socorrer accidentados. Y hay dos exclusivos para el principado árabe.

Además cada día vuelan 7 aviones. Hay 2 boeing para la organización, 2 para teletransmisión (repetidoras), 2 médicos y uno grande para 60 personas. Más allá de las aeronaves, el servicio médico también es muy costoso. Hay que pagar el servicio a 60 médicos.

Pese a las facilidades que existen en Arabia Saudita, pilotos, miembros de equipos, y periodistas, aseguran que extrañan aquellas jornadas cálidas de la Argentina, envuelta en una pasión popular inigualable: “Hay un dato muy curioso. El 40% de los followers en redes sociales son argentinos. Quedó una relación magnífica con nuestro país. De hecho extrañamos el público argentino o sudamericano. Siempre aparece alguno que menciona a la Argentina”.

Antonio Maio durante la novena etapa. (Photo by FRANCK FIFE / AFP)

Antonio Maio durante la novena etapa. (Photo by FRANCK FIFE / AFP)

Si bien es difícil que el Dakar se mueva de esta región asiática, la Argentina tiene una posibilidad de incorporarse al flamante Campeonato Mundial de Cross Country que maneja la ASO, junto con la Federación Internacional del Automóvil (FIA) y la Federación Internacional de Motociclcismo (FIM).

“Tenemos 5 fechas del Mundial: Bahrein, Andalucía, Kazajistán y Marruecos. Nos piden ir a América del Sur con Ruta 40, en la Argentina, o Desafio Inca, en Perú, por ejemplo. Queremos llegar a un acuerdo con la Argentina. No hay nada escrito pero hay mucho material para avanzar por allá”, adelantó De Goycoechea.

“El Dakar es una plataforma formidable para los nuevos modelos, o las nuevas tecnologías. Peugeot utilizó el Dakar para lanzar los DKR y en America del Sur llegó a las 150.000 ventas. O ahora Audi, que revoluciona con la energía alternativa. Y el año próximo ingresará Toyota, con algo similar y con un producto que se fabrica en la Argentina”, agregó el cordobés.

El Dakar mantiene su magia. Su aura. Aquello que roza lo imposible con lo admirable, envuelta en el misterio de una carrera que parece florecer desde el desierto en medio de misterios. Con el relato y las historias de sus protagonistas. Sin la TV en directo, pero con la posición consolidada para avanzar con las nuevas tecnologías.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *