martes, noviembre 30News That Matters

La Primera Nacional, el torneo con la definición más apasionante del fútbol argentino y tres fechas a todo o nada


En julio de 2020 cuando la fecha de regreso del fútbol era incierta y el foco solo podía apuntar al crudo aumento de casos de coronavirus en el país, Ferro cumplió 20 años en el Ascenso. Se recordó aquel 17 de julio de 2020 cuando alrededor de 200 hinchas viajaron a Rosario a ver el final de un desenlace decretado. Soñaban con volver pronto al lugar del que se sienten parte. Y ahora el objetivo está al alcance de las manos.

Almirante Brown, el puntero de la Zona A, perdió tres de los primeros cuatro partidos del torneo. En la última jornada cayó 3-1 ante Agropecuario y cortó una racha de 14 partidos invicto. Solo dos de los últimos 20 partidos se fue con las manos vacías, el anterior ante Quilmes, que aprovechó el tropiezo reciente y se le puso a un punto cuando quedan tres fechas para el final. El popular equipo de La Matanza que ascendió en 2020 desde la B Metropolitana quiere celebrar su centenario con un premio inolvidable: jugar por primera vez en la máxima categoría del fútbol argentino. 

Tigre tiene al goleador del campeonato, Pablo Magnin, con 19 tantos. Arrancó como el candidato principal y ahora quedó cuarto, aferrado al último boleto hacia el Reducido pero a cuatro puntos del equipo Isidro Casanova, al que recibirá en la penúltima fecha. En la siguiente, el Matador cerrará en Tucumán, contra San Martín, tercero en la tabla y a dos del puntero.

Allí en la Ciudadela, no hay aforo posible. El último juego de local se coronó con el grito agónico de Lucas González para el triunfo ante Temperley cuando ya se jugaba el tercer minuto de tiempo adicionado. Fue un alarido multitudinario. El equipo que dirige Pablo De Muner lleva 12 sin perder, en los que solo le marcaron cuatro goles. Y el lunes recibe a Agropecuario, que está quinto, en la orilla de los puestos de Reducido y a cinco de la cima. 

Si la ilusión del Santo es grande, en Quilmes, que lleva cuatro años desde el último descenso a la segunda categoría, la historia va por los mismos carriles. El equipo del Colorado Sava, con un punto más que los tucumanos y a solo uno de la cima, ganó seis de los últimos siete partidos y sueña con arrebatarle el pasaje a la final a Almirante, al que visitará el domingo en una bisagra anticipada. La próxima fecha no ofrece respiro para el Cervecero que de recibirá a San Martín.

La historia es igual de ajustada en la Zona B, la que lidera Barracas Central, con los goles de Mauro Albertengo, la calidad de Valenzuela, los buenos aportes de Iván Tapia y el morbo lógico por la influencia de su padre, Chiqui, el presidente de la AFA. No hay que hurgar demasiado en las redes para encontrar penales a favor que no fueron (con 9 es el equipo que más recibió) y acciones en el área propia que pasaron de largo. El empate 0-0 ante Guillermo Brown, en la última fecha, es el ejemplo más fresco.

“Hay tres delincuentes que no pueden dirigir más», sentenció el vicepresidente de Gimnasia de Mendoza, Luis Vila, a mitad de año cuando su equipo no pudo saltar a la cima de la Zona A luego de una derrota muy polémica contra Agropecuario. «Nelson Sosa, es un corrupto y delincuente, y me hago cargo de lo que digo; Yael Falcón, que es el peor arbitro de la categoría; y el señor (César) Ceballos, es otro corrupto. En esto no le hecho culpas a la AFA, porque no tengo pruebas. Pero hay que mandarlos a la octava categoría, que analicen bien a quien le corresponda si pueden seguir dirigiendo». Hoy los mendocinos están séptimos, ya sin chances de acceder al Reducido y con un triunfo en los últimos nueve partidos. 

“Chiqui Tapia está endemoniado para que ascienda su equipo -arremetió a su estilo Ricardo Caruso Lombardi cuando dirigía a Belgrano-. Se maneja con mucha maldad, los árbitros tienen pánico de dirigirlo a Barracas Central».

Rodolfo De Paoli, DT del puntero, se defiende y remarca que «durante trece partidos consecutivos no nos dieron un penal a favor y nadie dijo nada».

El equipo barraqueño pasó 69 años entre la Primera C y la Primera D, saltó a la Primera Nacional en 2019 (ya con Tapia en la AFA, volvió a una categoría que no jugaba desde desde 1949) y ahora quedó a un paso de Primera. 

Mariano Pavone anotó ante Atlanta y llegó a los 200 goles en su carrera. Foto: @qacoficial

Mariano Pavone anotó ante Atlanta y llegó a los 200 goles en su carrera. Foto: @qacoficial

En la Zona B, hay nueve equipos separados por ocho puntos. Ferro es el escolta a uno de Barracas, lleva 12 partidos sin perder y con el contundente 6-0 ante San Telmo alcanzó el récord de juegos invicto que logró en 1984. Va por más. Y en las tres jornadas que restan no se mide con ninguno de los que por ahora están entrando al Reducido.

También tiene 48 puntos (menor diferencia de gol) Atlético Güemes de Santiago del Estero, otro equipo señalado por la influencia de Pablo Toviggino, ladero principal de Tapia, en el fútbol de esa provincia. El camino del equipo que llegó en esta temporada desde el Federal A parecía haber encontrado su pico de rendimiento cuando supo liderar la tabla a mitad de campeonato, con 6 victorias, tres empates y solo una caída en las primeras 10 jornadas. De los últimos nueve partidos perdió cinco, pero viene de un sólido 3-0 ante Ramón Santamarina en Tandil y sigue a tiro del lugar en la final.

Un punto menos tienen Independiente Rivadavia, el cuarto de la tabla por mejor diferencia de gol, y Morón. Enseguida aparecen Gimnasia de Jujuy y Brown de Adrogué, siempre peleando arriba de la mano de Pablo Vico.

Habrá cruces directos: en la última, Güemes recibe a Morón mientras que Brown será juez y parte ya que en el sprint final es local de Barracas, el domingo, y luego visitante en Mendoza.

En la Zona A, está a tiro Agropecuario, en el quinto lugar y perdió terreno Belgrano de Córdoba con la derrota reciente en la cancha de Temperley. Los de Alberdi, a cinco puntos del cuarto escalón, ya tienen un pie afuera del Reducido

Los de Carlos Casares, en cambio, hilvanaron una racha sensacional de cinco triunfos al hilo y mirando hacia adelante son una amenaza: vienen de ganarle al puntero Almirante Brown y el lunes visitan Tucumán en una final anticipada contra San Martín.

Cómo se definen los dos ascensos

La lucha será por dos ascensos a la máxima categoría. Por ese premio arrancó la carrera de 35 equipos el 13 de marzo. Al ser impar, la Zona A, con 17 integrantes, obligó a que uno por fecha quedara libre. En la B, los 18 jugaron sin parar.

El primero de cada grupo accederá a la final por el primer ascenso. Hasta ahora, el duelo sería Almirante Brown contra Barracas.

La final será a partido único, en estadio neutral, a ser designado por AFA. El ganador de este encuentro será consagrado Campeón del Campeonato de Primera Nacional 2021. En caso de igualdad en los 90 minutos se jugará un tiempo suplementario de treinta minutos y, de permanecer la igualdad, se definirá por tiros desde el punto del penal.

Luego, del segundo al cuarto de cada zona se clasificarán para disputar un Reducido que, finalmente, otorgará el segundo boleto a la Liga Profesional.

Los que están consiguiendo la clasificación son Quilmes, San Martín de Tucumán y Tigre (Zona A); Ferro, Güemes e Independiente Rivadavia (Zona B).

Los cruces serán: 2º de Zona A vs. 4º Zona B, 2º de Zona B vs. 4º Zona A y 3º de Zona A vs. 3° Zona B.

Esa instancia de primera fase se disputará a doble partido, local y visitante. Definirá ante su público el el equipo mejor posicionado durante la temporada. En el caso de los dos terceros, actuará como local en la revancha el que en su zona haya logrado mayor cantidad de puntos o, de ser la misma, mejor diferencia de goles, mayor cantidad de goles a favor, y por último, sorteo, todo sucesivamente.

Si al término de los segundos noventa minutos, la cantidad de puntos y la diferencia de goles resultaran igualadas, la definición será por penales. No hay ventaja deportiva por la posición en la tabla.

En la siguiente instancia, a los tres clasificados se les suma el perdedor de la final por el primer ascenso. Para determinar los cruces, se arma una tabla general con los puntajes que logró cada uno de los equipos a lo largo de la temporada. El mejor ubicado (el que pierda la final) cruzará con el cuarto y el segundo frente al tercero.

Las semifinales se resolverán igual que la etapa anterior: será a doble partido y con definición en la cancha del equipo mejor ubicado en la tabla general. Y ante igualdad, irán a penales.

La final por el segundo ascenso se disputará a un solo partido, en estadio neutral, a ser designado por AFA. Y en caso de igualdad irán directo a la definición desde los doce pasos, sin alargue.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *