La Unión Argentina de Rugby destinará 140 millones de pesos a clubes y uniones de todo el país


La pandemia de coronavirus golpeó fuerte al deporte argentino. Y el rugby no fue la excepción. Tras un 2020 casi sin actividad y ante un 2021 en el que el panorama se presenta también complicado, los clubes y federaciones deportivas de todo el país enfrentan serias dificultades económicas. Por eso, la Unión Argentina de Rugby (UAR) decidió destinar, como ya hizo el año pasado, un fondo de ayuda extraordinario y excepcional para apoyar a esas entidades durante el difícil momento que atraviesa el mundo entero.

El plan comprende la asignación de 140 millones de pesos destinados a los 574 clubes que forman parte de la UAR y que están distribuidos en todo el territorio nacional y las 25 uniones provinciales, en el contexto de continuidad de la crisis sanitaria que afecta especialmente el desarrollo de la actividad tanto a nivel global como local.

La medida, que el consejo directivo de la UAR aprobó por unanimidad, implica un incremento del 33 por ciento del presupuesto que se había destinado para tal fin el año pasado, unos 105 millones de pesos.

«En el marco de una situación que afecta seriamente el desarrollo del rugby de base en todo el país, entendemos que la UAR debe acompañar el esfuerzo que cada club está realizando para mantener todas sus actividades. Es por ello que hemos decidido recurrir al fondo anticíclico, que tan buenos resultados dio en 2020», comentó Marcelo Rodríguez, presidente de la unión que rige el deporte a nivel nacional.

Y agregó: «Esta conducción quiere seguir con atención la evolución de la pandemia y garantizar que ningún club ni unión provincial vea afectada o comprometida su continuidad por cuestiones económicas vinculadas a esta situación causada por el Covid-19», concluyó el dirigente.

La unión además conformó un grupo de trabajo para llevar a la práctica la iniciativa conformado por su vicepresidente, Gabriel Travaglini, acompañado por los consejeros Juan Norton, Jorge Bruzzone y Juan Pablo Bello.

A fines de febrero, poco después de que el gobierno nacional aprobara el protocolo presentado por la UAR y diera luz verde a la práctica del rugby a nivel clubes, Rodríguez confirmó que este año no se disputarán dos certámenes tradicionales del rugby argentino, el Nacional de Clubes y el Torneo del Interior. Y explicó que, al menos en la primera parte del año, se iba a hacer foco en las actividades locales y regionales. 

Así, el rugby ya retomó la competencia en varios puntos del país, aunque no en Buenos Aires, donde aún no tiene fecha de regreso. La URBA había planificado dar comienzo a los campeonatos de divisiones inferiores el fin de semana pasado, pero postergó el inicio debido a las nuevas restricciones y al crecimiento de los casos de coronavirus.

Esos torneos se reprogramaron para arrancar el próximo sábado, junto al Top 12; aunque este martes la URBA informó un nuevo aplazamiento y convocó a una reunión con todos los presidentes de los clubes para este miércoles, con el fin de tratar un nuevo cronograma.

Mirá también

Mirá también



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *