viernes, julio 1News That Matters

Los 35 de Lionel Messi y un festejo como pocos en los últimos 18 años


La edad de la madurez se manifiesta como nunca antes en este cumpleaños 35 de Lionel Messi. De vacaciones como pocas veces pudo disfrutar desde que se convirtió en futbolista profesional, disfrutando de su esposa Antonela Roccuzzo, de sus tres hijos Thiago, Mateo y Ciro, y de sus amigos, en un lujoso yate y cerca de la paradisíaca isla de Ibiza.

Desde los 17 años, los dedos de una mano le alcanzan al rosarino para contar cuándo pudo festejar su cumpleaños de una manera muy relajada, como en este 2022. La temporada terminó a principios de este mes con los partidos de la Selección argentina y recién tiene que presentarse en el PSG para comenzar la pretemporada el 4 de julio. Con energías renovadas, encarará un segundo semestre que tiene como principal objetivo el Mundial de Qatar.

Decir pocas veces es recordar que los últimos 18 cumpleaños, solo 5 pasó de vacaciones, rodeado de familias y amigos. Otros 13 fueron en competencia: seis en la Copa América, cuatro en Mundiales mayores y uno en Sub 20, una con el Barcelona, y, la primera vez, de regreso a Buenos Aires para debutar de apuro en el Sub 20.

El 2004 fue un año muy especial para el rosarino. Tenía apenas 17 años y le quedó poco tiempo para festejar. El martes 22 recibió la noticia de que debía viajar a Buenos Aires para jugar un amistoso con la Selección Sub 20 que dirigía Hugo Tocalli. Al día siguiente, en el hotel Balmoral de Barcelona, le entregaron el premio al Jugador Promesa de la temporada 2003/04, patrocinado por el programa Radio Estadio. En pleno cumpleaños, preparó las valijas. El martes 29 debutó en un amistoso ante Paraguay y marcó su primer gol con Albiceleste.

Messi, a los 18, en el Mundial Sub 20 de Países Bajos.

Messi, a los 18, en el Mundial Sub 20 de Países Bajos.

Así, cada cumpleaños estuvo marcado por su carrera como futbolista, primero como promesa y luego coronado como el mejor del mundo. En 2005, en Países Bajos disputando el Mundial Sub 20, que ganó; en 2006, en el Mundial de Alemania; en 2007, en la Copa América de Venezuela; en 2010, en el Mundial de Sudáfrica; en 2011, en la Copa América de Argentina; en 2014, en el Mundial de Brasil; en 2015, en la Copa América de Chile; en 2016, en la Copa América Bicentenario en Estados Unidos; en 2018, en el Mundial de Rusia; en 2019, en la Copa América de Brasil; y en 2021, también en Brasil, para finalmente ganar su primer título con la Mayor.

Messi, en el Mundial de Brasil, con Orion, Campagnaro, Mascherano y Agüero.

Messi, en el Mundial de Brasil, con Orion, Campagnaro, Mascherano y Agüero.

El primer año en que logró descansar luego de la temporada con el Barcelona fue en 2008. Estaba en Rosario con su familia, ya de novio de Antonela. Ese día, en Madrid, le entregaron el Premio Nacional del Deporte y lo recibió en su nombre Marc Ingla, entonces vicepresidente del Barcelona. Al año siguiente, también disfrutaba en su ciudad natal.

“Se recluyó en su residencia en las afueras de su Rosario natal a disfrutar del calor familiar, los asados de papá Jorge y las milanesas de mamá Celia,y apenas si ha salido una vez para otra obra solidaria”, contaba el periodista Aquiles Furlone en una nota que se publicó en el diario Mundo Deportivo de Barcelona justo el día de su cumpleaños. “En medio de esa intimidad y del cariño de los más cercanos, celebra hoy su cumpleaños número 22 y, pese a que su contacto con la prensa es nulo por estos días, se tomó un rato para compartir su brindis y charlar en exclusiva MD”, agregaba.

Otros dos años seguidos de festejo en familia fueron los de 2012 y 2013, sus 25 y 26 años. Hace una década, jugó un partido a beneficio en Miami, allí compartió unos días con amigos, hermanos y sobrinos en el café Ragazzi. Luego voló a Rosario para celebrar con el resto de la familia y Antonela, quien estaba embarazada de Thiago, el hijo mayor de la pareja que nació el 2 de noviembre. Al año siguiente, la pasó en Barcelona, en un yate con sus hermanos y entrenando en su gimnasio. Y en su casa con su compañera y Thiago, de ocho meses.

El festejo de los 30 años fue muy particular. Rosario estaba convulsionada porque en seis días había casorio: Lio y Anto formalizaban una relación ya llevaba más de una década. El sábado 24, en su residencia de Arroyo Seco, festejó con su todavía futura esposa, sus hijos Thiago y Mateo, sus padres, hermanos y amigos. Pero no se hablaba de otra cosa que de la gran fiesta en el complejo City Center.

En 2017, se casó con Antonella seis días después de cumplir 30 años.
Foto: Andrés Preumayr

En 2017, se casó con Antonella seis días después de cumplir 30 años.
Foto: Andrés Preumayr

En 2020, cuando llegó a los 33, tuvo un cumple muy tranqui. Declarada la pandemia de coronavirus y tras la primera ola en Europa, se había reanudado la competencia en la Liga española y el día anterior había jugado en el Camp Nou ante Athletic Bilbao (1-0). La celebración fue en su casa de Casteldefels y en familia, con Antonela, Thiago, Mateo y Ciro. Y al otro día a entrenar porque el sábado 27 jugaba frente al Celta en Vigo. Y el mundo del fútbol esperaba el gol 700 de su carrera como profesional. Para seguir festejando.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.