miércoles, octubre 27News That Matters

Los cuidados deben seguir estando


Desde ahora, quien lo desee, podrá quitarse el barbijo al aire libre sin repercusiones, tal como lo anunció el Ministerio de Salud. La flexibilización se decidió ante la importante baja de casos y muertes por coronavirus que se observaron en las últimas semanas. Asimismo, sigue siendo recomendado usarlo en caso de aglomeraciones de personas, contactos cercanos al aire libre y todo tipo de espacios interiores.

Hay quienes se alegran por la noticia y hay quienes dicen que «es una locura dejar de cuidar al resto por comodidad propia». Esa frase le pertenece a Claudia, comerciante de la localidad de Burzaco, quien dio su opinión al respecto de las medidas tomadas en comunicación con El Diario Sur: «Siento inseguridad, no me dan seguridad para nada las medidas que toman, yo sé que me tengo que seguir cuidando».

barbijos brown 2.jpeg

Vecinos de Almirante Brown mantienen el uso del barbijo.

Vecinos de Almirante Brown mantienen el uso del barbijo.

La cartera nacional de salud explicó que el barbijo no será obligatorio en el caso de que «se circule en forma individual o en burbuja, y en un espacio en el que no concurran grandes números de personas». Pero aún así, la gente sigue con precaución. «No me relajo nunca», dijo Esther en la parada de colectivos, en la estación de Burzaco.

Finalmente, a pesar de que muchas personas poseen las dos dosis de la vacuna, por costumbre o porque se sienten más seguros, las personas prefieren «seguir cuidándose». Así lo remarcó una pareja, oriunda de Claypole, que prefieren dejarse el barbijo: «Más que nada, por mi mamá que está dentro de grupos de riesgos. También por la abuela de él. Podés comprometer a muchas personas de tu burbuja por ser irresponsable«.

barbijos brown 3.jpeg

Vecinos de Almirante Brown mantienen el uso del barbijo.

Vecinos de Almirante Brown mantienen el uso del barbijo.

En una recorrida por Almirante Brown, El Diario Sur comprobó que el viernes arrancó sin personas a cara descubierta. «La gente para mí, tiene que seguir usándolo. Es injusto que no piensen en el resto. No es uno, son los más vulnerables», dice María, de 40 años, mientras esperaba su turno en una panadería en frente de la plaza de la estación de trenes de Burzaco. «Yo fumo y no me lo saco más que para eso, me parece una costumbre también, y ya no me molesta», subrayó.

Por su parte, Nora y Beatriz, de 48 y 53 años, dicen a este medio que recuerdan «cómo la gente se quejaba por la obligatoriedad del uso del tapabocas» pero que debemos «aprovechar que hoy eso ya no es así», y agregó: «Yo solo me voy a relajar con mi burbuja, después no. No estoy de acuerdo con las medidas, porque los cuidados deben seguir estando. Estamos al aire libre pero para mí, cuidarnos es proteger a los otros también. Yo, con el barbijo siempre«.





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *