Los jugadores de River siguen golpeados por la eliminación en la Copa y Gallardo no ocultó su bronca



River fue a La Plata a intentar dejar atrás la eliminación de la Copa Libertadores. Sin embargo, arrastró el golpe que recibió con Atlético Mineiro en Belo Horizonte. Y no solo que no pudo sumar los tres puntos, sino que dejó otra mala imagen futbolística. Las declaraciones de los futbolistas luego del partido así lo reflejaron.

Somos los primeros que sabemos cuándo las cosas no van bien. Y este es un momento de esos. Tenemos que hacernos responsables de lo nuestro y no podemos perder esa mentalidad que sabemos dar”, expresó Matías Suárez, autor del gol de River en el Bosque. Y siguió el cordobés: “Nos encontramos con un gol rápido y lamentablemente nos quedamos. Fue un partido difícil complicado y nos vamos con bronca. Venimos con un nivel que está por debajo de lo que podemos dar y hay que levantar la cabeza y seguir trabajando para lograr el único objetivo que tenemos ahora, no queda otra. Tenemos que dar vuelta la página y hacernos responsables para sacar esto adelante”.

Por su parte, David Martínez, comentó: “Las sensaciones no son buenas, debemos levantar el nivel, hay que trabajar para conseguirlo porque si no se nos va a complicar el campeonato. Luego, reconoció que “lo de la Copa nos golpeó mucho».

Eso era lo que Gallardo no quería que suceda en la previa. Por eso, trató de cambiarle rápidamente la cabeza al equipo. Al llegar a La Plata, el Muñeco manifestó: “En la Copa nos ganaron y chau. Se terminó. Esa es mi esencia y trato de trasmitírsela a mis jugadores. Les dije que había empezar a meterse en el torneo local. Esto sigue, no conozco un equipo mío que se quede en el piso lamentándose por una derrota. Así es el fútbol. Así es la vida. Es una buena alternativa para ver si nos podemos meter en la pelea de este campeonato».

Sin embargo, en el Bosque se vio otra cosa. Un equipo desdibujado, golpeado. Y a Gallardo con mucha bronca. Sus gestos en el banco de suplente fueron indisimulables. El Muñeco no pudo ocultar el fastidio que le generó ver a sus jugadores en tan bajo nivel.

Hoy, River no estaría alcanzando su único objetivo: la Liga Profesional de Fútbol. El campeonato local, casualmente, el único título que no consiguió Gallardo desde que llegó al Millonario. Además, está afuera de la clasificación directa a la Copa Libertadores.





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *