Luego de las críticas de Riquelme y tras 40 días de ausencia, Sebastián Villa volvió a Boca



“Ya lo saben todos. Les faltó el respeto al grupo, al club, a la camiseta, a sus compañeros…”. Juan Román Riquelme primero intentó gambetear el asunto, pero enseguida le puso su firma a un cortocircuito que espera que haya llegado a su fin. Este martes, bien temprano en Ezeiza, se escribió un nuevo capítulo de la novela de Sebastián Villa en Boca.

El delantero colombiano se reincorporó a los entrenamientos, aunque no con sus compañeros. Dejó atrás el aislamiento preventivo por regresar desde Colombia y el conflicto que se generó en torno a su futuro tras haber abandonado los entrenamientos en forma unilateral y buscando forzar su salida.

Cuarenta días después, Villa se volvió a vestir de azul y amarillo. Llegó al predio del club a las 7.25, se lo vio de buen humor, alcanzó a saludar a los pocos testigos que lo esperaban bajo la lluvia y quedó a disposición del plantel que ahora comanda Sebastián Battaglia y que parece haber enderezado el rumbo en el torneo local.

El 29 de julio, en la previa del partido que el xeneize empató en Córdoba con Talleres (0-0) por la cuarta fecha de la Liga Profesional, el colombiano había sacado sus pertenencias del predio para irse rumbo a Colombia con el objetivo de no jugar más para Boca.

El futbolista de 25 años surgido del Deportes Tolima entró en rebeldía (se negó a jugar y a entrenar cuando iba a ser titular en Córdoba) porque Boca no aceptó la oferta efectuada por el Brujas de Bélgica de 7 millones de dólares (brutos, a los que luego había que hacerle todos los descuentos) por considerarla insuficiente, teniendo en cuenta que solo posee el 70 por ciento del pase y el resto es del club donde inició su carrera.

En aquel momento desde su representación (Rodrigo Riep, el mismo que marcó la conflictiva salida de Juanfer Quintero de River) dejaron trascender que el futbolista se había llevado los botines y había asegurado que no volvería al club. Incluso desde algunos medios de comunicación se informó que Villa habría dicho que «prefiero manejar un Uber que retornar a Boca«. Pero el colombiano tuvo que volver. 

Con una licencia hasta el 13 de agosto por parte del club,  Villa se marchó luego a Colombia por un problema de salud de su madre y a su regreso debió guardar 10 días de cuarentena. Desde Colombia, en una publicación mostró a su madre todavía en la camilla tras la operación y alegó que su partida no era por la propuesta de Brujas de Bélgica sino por el tema familiar. 

Ahora arranca una nueva etapa. El colombiano deberá asumir una conversación con el nuevo cuerpo técnico (cuando se inició el conflicto el DT era Miguel Angel Russo) y seguramente también deberá ofrecerle disculpas a sus compañeros. Los capitanes del plantel, de hecho, ya advirtieron que su comportamiento no gustó, que fue irresponsable y que también deberá asumir las consecuencias de ello. Battaglia se desligó del problema: «Es jugador de Boca, tiene contrato y debe ponerse bien físicamente».

Por el momento no se sabe qué decisión tomará Battaglia respecto del colombiano, habida cuenta que el equipo alcanzó un muy buen rendimiento, con tres victorias y un empate en el inicio del ciclo, y viene de una gran actuación en Rosario, donde el sábado pasado le ganó a Central por 2-1 y cortó una racha de 15 años sin triunfos en Arroyito. Hoy no parece necesitar ni haber lugar para Villa. 

Desde la dirigencia, el mensaje que bajó Riquelme fue muy claro: el club nunca dejó de cumplir sus responsabilidades con el jugador y no pretendió transferirlo en este mercado. Así, el vínculo sigue vigente y es un activo más dentro del plantel.

Luego de las duras críticas que Riquelme efectuó públicamente, Villa salió al cruce con una fuerte respuesta a través de sus redes sociales que mantiene el conflicto tirante y sin retorno con los hinchas de Boca, quienes condenan el accionar del jugador.

“Cuando hice la renovación en el 2021 acordamos que si llegaba una oferta importante el club no tendría problema alguno en negociarme –planteó el colombiano-. Soy extranjero y si bien estoy contento que hayan mejorado mi salario en el 2021, entiendan que la circunstancia del país no ayuda a mantener a mi familia y mis gastos en el extranjero, entonces quiero una mejora en mi carrera profesional y económica como cualquier trabajador lo requiere».

¿Por qué Villa puede volver a entrenarse con el grupo? Es que Boca no le dejará ningún atajo legal para que el futbolista pueda realizar una acción jurídica si percibe que no le están dando las prestaciones como profesional para desarrollar su trabajo. Por eso, una vez que haga los trabajos apartado (y tal vez en doble turno) pueda observarse a Villa junto al resto del plantel. De ahí a volver a jugar hay un largo camino todavía por recorrer…



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *