miércoles, mayo 29News That Matters

números, récords y hazañas del astro brasileño que se hizo leyenda de la Fórmula 1


Ayrton Senna fue (y sigue siendo) una leyenda de la Fórmula 1. Ídolo absoluto en su país y referente de enormes pilotos que siguieron sus pasos, como el heptacampeón Lewis Hamilton, corrió once temporadas en la categoría reina. Ganó tres títulos, todos con McLaren, en 1988, 1990 y 1991. Cosechó 41 victorias y se subió a 80 podios. Y estableció varios récords, algunos de los cuáles aún siguen vigentes, a treinta años de su muerte tras el gravísimo accidente que sufrió durante la cita de San Marino, en Imola, el 1° de mayo de 1994.

Cuatro de esas marcas que el brasileño estableció en su paso por el Gran Circo, en el que debutó en el Gran Premio de Brasil de 1984 en Río de Janeiro, todavía nadie pudo mejorar.

Senna es uno de los dos pilotos con más victorias consecutivas en un mismo Grand Prix, con las cinco que sumó en Mónaco, entre 1989 y 1993. Hamilton igualó ese logro en 2021, cuando consiguió su quinto festejo al hilo en España.

En la cita del Principado, una de las más tradicionales y glamorosas del calendario, nadie ganó tanto como él. Allí festejó por primera vez en 1987 a bordo de un Lotus y consiguió después las otras cinco con McLaren.

Es aún dueño del récord de más cantidad de pole positions seguidas, con las ocho que sumó entre España 1988 y Estados Unidos 1989 a bordo de un McLaren.

También es uno de los cuatro que comparten el segundo lugar de esa lista, ya que además consiguió siete entre España 1990 y Mónaco 1991. Los otros son el francés Alain Prost (entre Sudáfrica y Canadá en 1993); el alemán Michael Schumacher, primer heptacampeón de la categoría, (entre Italia 2000 y Brasil 2001); y Hamilton (entre Mónaco e Italia en 2015).

Senna y su sexta victoria en Mónaco, circuito en el que nadie ganó tanto como él. Foto REUTERS/StringerSenna y su sexta victoria en Mónaco, circuito en el que nadie ganó tanto como él. Foto REUTERS/Stringer

Es el piloto que más veces consecutivas se quedó con la pole de un mismo Gran Premio, con las siete que sumó entre 1985 y 1991 en San Marino, conduciendo para Lotus, primero, y McLaren, después.

En total, terminó como el más rápido de la clasificación en ese circuito en ocho ocasiones, que también fue en su momento una marca inédita en una misma carrera. La última en 1994, en la previa de la prueba en la que sufrió su accidente fatal. Schumacher igualó ese logro en 2004 al alcanzar las ocho en Suzuka. Y Hamilton lo mejoró en 2023 al llegar a las nueve en Hungría.

Y es el que más veces consecutivas largó una carrera de la categoría reina desde la primera fila. Lo hizo en 24 ocasiones entre el Gran Premio de Alemania de 1988 y el de Australia de 1989. ¿Quiénes lo escoltan en esa estadística? El británico Damon Hill, que sumó 17 entre la cita australiana de 1995 y la japonesa de 1996, y Prost, con 16 en 1993, desde la fecha de Sudáfrica hasta la de Australia.

Durante 35 años, Senna fue uno de los dueños de una marca impresionante. Es que en 1988, junto a su compañero Prost, le regaló a McLaren once victorias consecutivas. La racha se inauguró con el triunfo del francés en Brasil, en la primera fecha de la temporada, y se extendió hasta el del brasileño en Bélgica. Fueron siete festejos del sudamericano y cuatro del europeo.

Senna y Prost en 1988, año en el que sumaron once victorias consecutivas con McLaren. Foto AFPSenna y Prost en 1988, año en el que sumaron once victorias consecutivas con McLaren. Foto AFP

Así superaron las ocho que había conseguido el mismo equipo con Niki Lauda y Prost en 1984 y establecieron un récord que recién superó Red Bull el año pasado. Con 13 de Max Verstappen y dos de Sergio Pérez entre Abu Dhabi 2022 e Italia 2023, la escudería austríaca se anotó 15 victorias al hilo.

Senna también estableció algunos récords que luego fueron mejorados por algunos pilotos con los que llegó a compartir pista u otros que entraron en escena años después de su muerte.

En 1988 sumó seis poles consecutivas en el arranque de la temporada, un logro que igualó el británico Nigel Mansell en 1992 y que mejoró Prost un año después, con siete.

En toda su carrera, el brasileño ganó 19 Grand Prix liderando de principio a fin. El primero, el de Portugal 1985 con Lotus; y el último, el de Australia 1991 con McLaren. Hamilton fue, otra vez, el responsable de dejar ese récord en el pasado, cuando en 2020 alcanzó las 20 en Gran Bretaña. El de Mercedes sumó luego otras tres (la última en Qatar 2021) para estirar su marca, aún vigente, a 23.

La pole que celebró en San Marino, horas antes de su muerte, fue la 65ª de la carrera de Senna, una cifra que nadie pudo mejorar durante doce años, hasta que en 2006, en ese mismo circuito, Michael Schumacher firmó la 66ª de su trayectoria.

El auto de Senna tras el accidente fatal que sufrió en Imola hace 30 años. El auto de Senna tras el accidente fatal que sufrió en Imola hace 30 años.

El alemán sumó dos más en esa temporada, en Estados Unidos y Francia, y se retiró con 68. Y luego Hamilton hizo pedazos ese récord: lleva 104 Grand Prix consiguiendo el mejor tiempo en la clasificación.

Los tres comparten además el podio de más temporadas consecutivas con, al menos, una pole. El británico lidera con 15; lo sigue el alemán, con 13; y cierra Senna con 10.

En tanto, Sebastian Vettel, Mansell y Prost acompañan a Ayrton entre los mejores con más «primeras posiciones» en un mismo campeonato. El tetracampeón alemán consiguió 15 en las 19 carreras de 2011. El británico firmó 14 en las 16 de 1992. Y Senna sumó 13 en dos ocasiones, en 1988 y 1989, las mismas que consiguió el francés en 1993.

No hace falta recurrir a las estadísticas para confirmarlo, pero por si alguien lo necesita, los números y los récords de la carrera de Ayrton Senna -algunos aún vigentes a tres décadas de su fallecimiento- dejan en claro que el brasileño es una leyenda de la Fórmula 1.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *