lunes, octubre 3News That Matters

Qatar, cuando los goles son negocios


En 2001 la Organización Mundial de Comercio eligió a Doha sede de sus negociaciones. Qatar era, entonces, una isla en el desierto y un país con una vida muy corta tras su independencia del Reino Unido en 1971. Eso sí, la llamada Ronda de Doha, en honor a su capital, quedó enterrada tras 14 años de esfuerzos inútiles para eliminar barreras al comercio.

Pero este emirato, gobernado desde hace décadas por una monarquía musulmana sunita, saltó a la fama cuando la FIFA lo designó en 2010, bajo un manto de sospechas, como sede del Mundial 2022.

Podría decirse que Qatar comenzó un camino de prosperidad cuando descubrió petróleo y sobre todo sus riquezas en gas en 1990. Es la tercera reserva del mundo, detrás de Rusia e Irán.

Vista aérea del estadio Al Janoub en Al Wakrah, Qatar.

Vista aérea del estadio Al Janoub en Al Wakrah, Qatar.

Y ante la dificultad de construir un gasoducto para exportar, Qatar desarrolló tempranamente la tecnología de la licuefacción y envió a los principales centros de consumo el gas licuado en barco. Su riqueza se multiplicó desde entonces a tal punto que es uno de los países con el mayor PBI per cápita. Actualmente de US$ 60.000 por habitante.

Un estado monárquico y «ultra capitalista»

Ese estado, que se define ultra capitalista, está organizado en base a la familia Al Thani que se impuso a las otras tribus. Los 2,8 millones de qataríes tienen un pasar razonable, pero no corren la misma suerte los inmigrantes de Bangladesh, India y Nepal que, según denuncia Amnistía Internacional, trabajan de manera deplorable bajo temperaturas que en el verano llegan a 60 grados. Amnistía habla del Mundial de la vergüenza en su informe sobre la construcción del estadio Jalifa, en el que se inaugurará la Copa del Mundo.

Argentina tiene una leve relación comercial basada en la importación de gas. Este año les compramos por el equivalente a US$ 450 millones y apenas les vendimos algo de carne de cordero, algunos granos, frutas y pescados por US$ 24 millones.

Vista del estadio de  Lusail de Qatar

Vista del estadio de Lusail de Qatar

Es curioso, porque Qatar es vista como un lugar de oportunidades. Sobre todo, por su fondo soberano, creado en 2005 con las ganancias de sus exportaciones de gas y que acumula US$ 40.000 millones.

El fondo soberano en la Argentina

El fondo tiene una pequeña participación en la líder agroindustrial Adecoagro dirigida por Mariano Bosch, un 8,2% de Glencore la actual Viterra socia de Vicentin. Y a través de Qatar Energy en una alianza global, posee el 30% de la inversión de Exxon Movil en Vaca Muerta y en la cuenca conocida como Malvinas Oeste para la extracción off shore de petróleo.

El fondo está sumando medios como la cadena Al Jazeera y líneas aéreas como Latam. En su colección titilan Volkswagen, Barclays, Siemens, Iberdrola y el grupo francés Vinci.

Por aquí existe una Cámara Comercial Argentina Qatarí bajo la batuta de Facundo Chidini, que observa que hay interés de Qatar en inversiones en agroindustria, minería y energía renovables.

Están frenadas porque requieren dos dimensiones. Una, la estabilidad macroeconómica. La otra, un acuerdo de protección de inversiones que está trabado en el Congreso. En 2018 Mauricio Macri firmó un acuerdo para impedir la doble tributación.

La pandemia y la situación en Medio Oriente, además de la salida de las tropas de EE.UU. de Afganistán, complicaron las cosas y la decisión de Qatar de tener una mayor presencia en esta región se frenó, dice Chidini.

Henry Kissinger y el presidente chino Xi Jinping en 2019.

Henry Kissinger y el presidente chino Xi Jinping en 2019.

“Este emirato comparte la frontera con Irán y tiene una relación cordial pero se define aliado de EE.UU. En su difícil ubicación geográfica actúa como centro de mediación”, explica este abogado de 35 años que se inspiró en las enseñanzas de Henry Kissinger que utilizó el ping pong para abrir el colosal mercado chino.

Chidini fue a Doha con el muralista Martín Ron y le regaló en una de sus paredes una pintura realista del Orix. el antílope con cuernos, que es el animal más querido en Qatar. Ahora apuesta a que el Mundial traiga inversiones y exportaciones crecientes. Ojalá. 



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.