martes, noviembre 30News That Matters

qué opinan productores y almaceneros


Para el funcionario, la medida que estará en vigencia por 90 días fue resultado de las reuniones que mantuvo con las empresas, sin embargo desde la COPAL (Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios) se emitió un comunicado donde advirtieron que “no están garantizadas las condiciones” para que las empresas puedan conciliar “el pedido de estabilización de precios de productos”.

José Luis Ammaturo 1.jpg

José Luis Ammaturo, titular de la Junta Directiva de la Unión Industrial Argentina (UIA)

José Luis Ammaturo, titular de la Junta Directiva de la Unión Industrial Argentina (UIA)

El contexto inflacionario, que ronda el 3,5% mensual y más del 50% interanual, es uno de los motivos por los cuales las empresas no ven con buenos ojos el congelamiento de precios. “Fijar precios en los productos con una moneda que constantemente se devalúa, es totalmente carpichoso y no va a dar resultados favorables, ya que puede terminar en un desabastecimiento”, concluyó José Luis Ammaturo, titular de la Junta Directiva de la Unión Industrial Argentina (UIA). Y agregó: “No les podemos pedir a los empresarios que vendan a pérdida. Y eso es justamente lo que se va a producir si la inflación sigue continuando”.

En exclusiva con El Diario Sur, el miembro de la UIA sostuvo que la posibilidad del desabastecimiento “no es una amenaza que los empresarios quieren imponer”, sino una realidad que “va a estar marcada según la inflación”. Ante esa premisa, Ammaturo detalló: “Si en estos 90 días, sigue con los mismos números, los precios van a perder rentabilidad. En un contexto del 4% mensual, es un 12% acumulado en 90 días. No hay ningún producto que tenga una rentabilidad superior a esa cifra, entonces si venden, será a pérdida”.

Marcelo Andrade.jpg

Marcelo Andrade, presidente del Centro de Almaceneros de Esteban Echeverría.

Marcelo Andrade, presidente del Centro de Almaceneros de Esteban Echeverría.

Tal como reveló Marcelo Andrade, presidente del Centro de Almaceneros de Esteban Echeverría, “los almacenes y autoservicios, dependemos y nos abastecemos en un 80% de los supermercados mayoristas”. La cadena que transita un producto para llegar desde una gran góndola hasta el barrio, obliga a que estos últimos no estén librados al azar: “Si nosotros compramos un producto a un precio, le tenemos que poner un margen de ganancia. Y si nos aumentan, también tenemos que trasladarlo al público consumidor.

“Para que haya un control deben hacerlo donde empieza la cadena, porque todos queremos un margen de ganancia”, explicó Andrade a sabiendas de la ruta que traza un producto hasta llegar a la lacena de un hogar. Y concluyó: “No vamos a aumentar por aumentar, mucho menos en esta época donde a la gente le falta el dinero”.





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *