viernes, julio 1News That Matters

quienes fueron los que más y los que menos patearon al arco


Ninguno de los 28 equipos hizo cuatro goles o más en las primeras dos fechas del Torneo de la Liga Profesional de Fútbol. Solo dos clubes no marcaron goles, entre ellos River, uno de los más goleadores de los últimos años. Entre el jueves y el domingo se marcaron apenas 19 goles en los 14 partidos. El promedio de gol hasta ahora es de 1,71, el más bajo de los últimos cinco años y apenas por arriba del comienzo de la temporada 2016/17. Hay anemia de gol y se nota en el nivel de los partidos.

La mayoría de los medios coincidió en calificar al clásico santafesino como “partidazo”, en consonancia con que hasta ahora es el único encuentro de los 28 jugados hasta ahora en que se anotaron 4 goles. Además, hubo 33 remates en total (24 de Colón y 9 de Unión) de los cuales 11 fueron al arco (6 del local y 5 de la visita). La secuencia de resultados hasta ahora es bastante pobre: en 5 partidos no hubo goles, en otros 5, uno; en doce, 2; y en cinco, 3.

River aún no hizo goles, pero tuvo 30 remates de los cuales 10 fueron al arco y por lo tanto está entre los que más generaron. Ante Atlético Tucumán el arquero Lampe fue figura, generó 21 remates y 8 fueron al marco “No creo que nos haya faltado fluidez, nos faltó el gol. Creamos 6 o 7 situaciones, pero los partidos se ganan con goles y con efectividad, más cuando tenés un equipo que se cierra de esta manera y es difícil entrar. Nos faltó la puntada final”, afirmó Marcelo Gallardo, que por segunda vez arranca un torneo sin goles en las primeras dos fechas, tras el empate con Atlético Tucumán.

Lampe, de breve paso por Boca, fue clave en la vistia de Atlético al Monumental. Foto: Fernando de la Orden

Lampe, de breve paso por Boca, fue clave en la vistia de Atlético al Monumental. Foto: Fernando de la Orden

Boca hizo dos goles, ambos en la primera fecha ante Arsenal, partido en el que tuvo 17 remates, 8 al arco. El Xeneize es el que más remató hasta ahora, 35. Las otras 18, pero sólo 2 al arco, fueron el domingo ante Central Córdoba. “Tuvimos situaciones, incluso antes que ellos abrieran el marcador, con pelotas en el palo. El fútbol tiene esas cosas, son partidos donde no la podés meter, ellos te meten un gol y es difícil llegar a la igualdad”, comentó Sebastián Battaglia luego de la derrota.

Pero el equipo que más remates al arco tuvo entre las dos primeras fechas fue Central Córdoba de Santiago del Estero, uno de los que necesita sumar para alejarse de los puestos de abajo de la tabla de promedios del descenso. A veces se asocia la necesidad e sumar puntos con la especulación, justamente en un torneo en el que regresan los descensos después de tres años y medio. El equipo del Huevo Sergio Rondina parece que no especula, ni ante los grandes. Con Barracas, en la primera fecha, tuvo 12 remates, 6 al arco. El domingo, generó 14 remates, 7 al arco. Pero también sólo tiene dos goles. “ “De nada sirve el triunfo si no nos quedamos en Primera. Que sirva para las estadísticas, para que disfrute la gente. Hoy hay que disfrutarlo y a partir de mañana pensar en el miércoles”, explicó Rondina luego de la victoria.

El contraste de estos tres equipos son San Lorenzo y Rosario Central, con apenas tres remates al arco en 180 minutos. El Canalla, además, no hizo goles. Ante Huracán, en el primer tiempo, no tuvo un solo remate al arco. Así es difícil marcar. Según un dato que se difundió a través de la cuenta de Twitter @OptaJavier, hacía 251 partidos que Central no pateaba al arco en un primer tiempo, desde el 27 de agosto de 2015, ante Ferro en la Copa Argentina.

Sin embargo, el equipo de Leandro Somoza no es el de menos remates, porque totaliza 22. Muy por debajo están Barracas Central con 13 (de los cuales 7 fueron al arco) y San Lorenzo, también 13 pero apenas 3 al arco. La producción del los hombres de Rubén Darío Insua fue mejor en el empate 1-1 con Independiente (18 remates, 4 al arco), que frente a Newell’s: apenas 4 remates, ninguno al arco.

Comparando los torneos desde 2015, cuando ascendieron a 30 los equipos y desde entonces todos con diferente cantidad de partidos, la temporada 2016/17 tuvo un promedio 1,60 -el más bajo- y el torneo previo, Primera División 2016, el más alto:2,83.

Igualmente, nada hasta ahora pudo superar la sequía del Apertura 93, en cuya primera fecha se marcaron apenas 10 goles en 10 partidos y otros 20 en la segunda. En total 30 goles en 20 encuentros, un escaso 1,50 de promedio de gol.

Faltan llegar refuerzos. Muchos técnicos buscan mejorar el poderío ofensivo. Los números avalan la sequía.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.