lunes, octubre 3News That Matters

River sumó más bajas en la victoria frente a San Lorenzo y Gallardo arma un verdadero rompecabezas



El triunfo en el Nuevo Gasómetro, donde superó 1-0 a San Lorenzo, le trajo a River algo de alivio y tranquilidad después de una dura semana tras las derrotas con Boca y Banfield. Sin embargo, también le dejó un alto costo por las bajas que tendrá para el encuentro del sábado con Talleres en el Monumental. Con las que se agregaron tras el clásico, serán 9 las ausencias.

En el Bajo Flores, Gallardo perdió a Andrés Herrera, quien fue expulsado, a Enzo Pérez, quien llegó a las cinco amarillas y probablemente a Santiago Simón, quien se retiró con un traumatismo en el tobillo derecho. A ellos tres hay que agregar a Franco Armani, Paulo Díaz y Nicolás De La Cruz, quienes se sumaron a las selecciones de Argentina, Chile y Uruguay, respectivamente para disputar los amistosos de fecha FIFA.

Además, hay que recordar que el Muñeco ya no contaba con Rodrigo Aliendro (no jugará hasta el 2023 por la fractura de malar que sufrió en el Superclásico con Boca), Robert Rojas (no terminó de recuperarse de la fractura de tibia y peroné, de la que hace poco tuvo una nueva intervención quirúrgica por una infección provocada por los tornillos que le habían colocado) y con Juanfer Quintero (desgarro en el isquiotibial izquierdo).

Entonces, Gallardo tendrá que armar un rompecabezas para el duelo frente al conjunto cordobés del sábado, en el que River necesitará un triunfo para mantener la esperanza de la pelea por el título. Y como la mayoría de los jugadores ausentes son titulares, los suplentes ya calientan para entrar.

De esta manera, siguiendo una lógica, los cambios que se perfilan son: en el arco estará Ezequiel Centurión para reemplazar a Armani; en la zaga central, Javier Pinola ocupará el lugar de Paulo Díaz; Milton Casco tendrá que pasar al lateral derecho para cubrir la posición de Herrera y Elías Gómez será lateral izquierdo; Bruno Zuculini jugará en el lugar de Enzo Pérez; Agustín Palavecino por Simón; y Tomás Pochettino por De La Cruz.

De todos modos, no solo Gallardo tendrá que ocupar espacios en el equipo titular sino también en el banco de suplentes. ¿Habrá lugar para algún juvenil? Por lo pronto, el entrenador fue cauto al respecto, ya que, en la conferencia de prensa posterior al triunfo sobre San Lorenzo, comentó: “Siempre que traté de sumar un futbolista joven de Reserva fue porque creí que estaba para hacerlo. Si yo veo a algún joven futbolista que está para ser llamado, es porque está preparado. No porque yo quiera jugar. Hubo otras urgencias, como el coronavirus, y tuvimos que llamar a algunos que no estaban del todo preparados y han ocupados los lugares, pero en los procesos normales tampoco está bueno llamar a un jugador que no sienta que esté preparado para asumir hoy ese rol».

La realidad marca que, sin contar el caso de Ezequiel Centurión, quien en River debutó el 8 de mayo contra Platense en el Monumental pero ya lo había hecho en Primera en Estudiantes de Buenos Aires, donde fue cedido a préstamo, hace más de un año que Gallardo no promueve un futbolista de Inferiores. El último fue el lateral izquierdo Felipe Salomoni, quien jugó (entró en el segundo tiempo) contra Sarmiento el 30 de agosto de 2021, en una jornada en la que el conjunto de Núñez tuvo varias bajas por los jugadores que se fueron a sus selecciones.

Ante esta situación hay dos cuestiones que son evidentes y que son varios los que en el club las comentan: por un lado, la camada de jugadores que está en la Reserva y en la Cuarta División no convence mucho a Gallardo y por otro, hay un proceso de reestructuración en Inferiores luego de que el paso del ex coordinador Gustavo Grossi (llegó en 2016 y se fue a principios del año pasado a Inter de Porto Alegre) no haya sido fructífero como esperaban en River.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.