viernes, julio 1News That Matters

Sarmiento de Junín le ganó a Argentinos con una perla de Lisandro López, el goleador inoxidable



Un gol con la categoría de Lisandro López y las manos de Sebastián Meza bastaron para que Sarmiento cortara su racha de derrotas. Fueron cuatro caídas en cadena hasta lograr este triunfo que le permite sumar puntos para escapar del descenso. Argentinos mejoró en el segundo tiempo con los cambios. Probó mucho de media distancia y ya empieza a extrañar a su goleador Gabriel Avalos, que está afectado a la Selección de Paraguay, pero tiene todo acordado para continuar su carrera en el León de México. Hacía ocho partidos que no perdía el conjunto de La Paternal.

Tres veces achicó Argentinos. Hasta que Jonatan Torres rompió el offside. El delantero picó al vacío y metió el centro atrás para Licha. Entonces, el delantero de 38 años mostró su clase. Cuando salió a bloquear Federico Lanzillota, la picó con sutileza, la pelota pegó en el travesaño y entró. Fue un golazo.

Sarmiento había sido más intenso que su rival. Con una táctica similar, Israel Damonte, que supo ser dirigido por Gabriel Milito en Estudiantes, apostó a tres centrales y protegió las bandas con un lateral (Jean Pierre Rosso)y un volante (Yair Arismendi). En ese 5-3-2, en el que priorizó el orden y el recorte de espacios, complicó a Argentinos.

No fluyeron los volantes más hábiles. Ni Carabajal ni Florentín. Y aunque Thiago Nuss fue profundo por derecha, nunca llegó a desequilibrar. En este contexto, casi no pateó al arco de Sebastián Meza. Recién en el desenlace de la primera etapa, probó Matías Galarza de media distancia. La pelota pasó cerca del ángulo.

Milito movió el banco. Entró Zalazar, se soltó Florentín, pero fluyó poco Argentinos. Hasta que empezaron a caerse los soldados de Damonte por lesiones (Méndez, Rosso y Quiroga) y los cambios debilitaron el equipo.

Argentinos buscó con tiros desde afuera. Coronel y Vera remataron cuatro veces. Tapó tres Meza y otro pasó muy cerca. Rasmussen casi lo liquida, pero el palo se lo negó. Y en el final, cruzó Sauro ante el pibe Ovando. Para que celebre el Verde.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.