martes, enero 18News That Matters

«Si queremos pelear títulos debemos ser ofensivos»


Hace 48 horas que Eduardo Domínguez vive en modo Rojo. Desde que acordó su llegada como director técnico de Independiente y firmó su contrato por un año se mostró hiperactivo. No paró: visitó el predio de Villa Domínico, mantuvo charlas extensas con la dirigencia y Daniel Montenegro (asesor deportivo del club), recorrió el estadio y este jueves a primera hora dio inicio formal a su ciclo recibiendo y presentándose ante el plantel, que contó con seis casos positivos de covid (Santiago Velázquez, Mauro Molina, Juan Zarza, Gastón Togni, Carlos Benavídez y un utilero). Activó las conversaciones con los futbolistas que busca retener, como el capitán Silvio Romero y Fabricio Bustos, y luego se sentó para responder las preguntas en su primera conferencia de prensa como DT del Diablo.

«Elegí Independiente porque es Independiente. Por su historia, por sus logros, por los grandísimos jugadores y entrenadores que han pasado. Yo sé lo que es su hinchada y lo que genera la institución. No está en esos años gloriosos, pero buscamos con trabajo llevar a Independiente nuevamente a esos lugares», sostuvo para romper el hielo en una conferencia que se desarrolló de modo virtual.

Domínguez, que rescató la tarea fundamental del Rolfi Montenegro para su contratación, habló de esperanzas renovadas para los jugadores y la gente, dijo que quiere conocer más a fondo a todos para definir el esquema táctico que utilizará, aunque adelantó que buscará que su Independiente vuelva a ir para adelante.

Domínguez ya sabe lo que es pertenecer a Independiente, y esta vez lo hará desde el rol de director técnico. (Fotografía: Prensa Independiente)

Domínguez ya sabe lo que es pertenecer a Independiente, y esta vez lo hará desde el rol de director técnico. (Fotografía: Prensa Independiente)

«Si pretendemos pelear títulos debemos ser ofensivos, sino va a ser muy difícil. El fútbol se juega diferente y las propuestas ofensivas son diferentes a como eran antes. Tenemos que entender el cambio para evolucionar. Creemos que podemos darle un toque diferente a lo que se viene haciendo. Si la idea de juego siempre es la misma, el día que nos tomen la mano… El funcionamiento tiene que ser el mismo, pero después hay que tener variantes», detalló. 

Se refirió a Julio Falcioni como «un padre del fútbol» y aclaró que antes de aceptar sentarse a charlar con los directivos rojos llamó al Emperador, con quien lo une una gran relación desde hace muchísimos años: «Siempre fui sincero con él y hablamos lo que teníamos que hablar. Me apoyó para elegir la mejor decisión. Soy un agradecido por sus consejos».

Elogió las instalaciones del predio, así como también al Libertadores de América-Ricardo Bochini. Y al momento de marcar los objetivos prefirió ser cauto: «Los objetivos los vamos a ir trabajando con el grupo. Si tenemos que darnos plazos cortos… Julio ha hecho un gran trabajo. Tuvo que levantar los cimientos e hizo una gran base que nosotros debemos aprovechar. Ha potenciado a muchos chicos. Le debemos dar mejoría a ese trabajo con nuestra impronta. Al hincha le prometo trabajo y compromiso. Quiero que la gente sepa lo que va a ir a ver a la cancha y los represente».

También hubo tiempo para hacer nombres propios. La situación de Silvio Romero es lo que mantiene más en vilo al entrenador, que también busca reforzar el ataque con otro delantero. «No tiene nada que ver Silvio sen la llegada de otro delantero. Si llega otro nueve para hacerle competencia él se va a beneficiar. Es el capitán y el goleador del equipo. Sabemos lo que representa, lo que nos puede dar y lo que debemos exigirle. Va a depender de las charlas que tenga con la dirigencia que él esté bien y contento. Nosotros estamos motivados para darle lo mejor y queremos que esté bien. Si él está bien nos puede dar mucho. Nos vamos a focalizar para que tome la mejor decisión», dejó abierta la puerta Domínguez.

Domínguez charló con Silvio Romero, que podría emigrar ante una oferta concreta. (Fotografía: Prensa Independiente)

Domínguez charló con Silvio Romero, que podría emigrar ante una oferta concreta. (Fotografía: Prensa Independiente)

Eso sí, subrayó que la prioridad en el mercado de pases es justamente esa zona: «Necesitamos goles. Es un equipo que tiene a su goleador pero que le ha costado a otro jugador detrás de Silvio Romero». ¿Y qué más piensa traer? «Vamos a buscar un lateral derecho y uno izquierdo también. Iván Marcone es un grandísimo jugador, pero en el medio tenemos a Lucas Romero, que también es un grandísimo jugador. Vamos a buscar las reales necesidades», avisó.

Admitió charlas con Fabricio Bustos (lo quiere River) y con Sebastián Sosa (aún no renovó su contrato) en las que les dijo que los necesita. Comentó la idea de poder potenciar las habilidades de Alan Velasco para que esté «cerca del área». Y no esquivó el tema de los problemas institucionales y económicos del Rojo: «Todos debemos entender lo que es Independiente, los jugadores, el cuerpo técnico y los dirigentes. Si uno lo hace bien nos va a ir bien. La dirigencia está tratando de reestructurar muchas cosas que han pasado. Hay un montón de cuestiones que hay que seguir reestructurando». De hecho, deberán pagar más de un millón de dólares para levantar inhibiciones en este receso.

El hombre de la barba prominente ya se mueve vestido de diablo otra vez. Ahora, en su faceta de técnico buscará llevar el éxito conseguido el año pasado con Colón a Avellaneda. 



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *