miércoles, octubre 27News That Matters

Tras el escándalo, Caruso Lombardi destrozó a Chiqui Tapia, su mano derecha en AFA y los árbitros



Pasaron las horas y la calentura no le aflojó a Ricardo Caruso Lombardi. El DT de Belgrano sigue que trina por lo sucedido en la derrota 1-0 de su equipo a manos de Barracas Central en el estadio Claudio Fabián Tapia, en la que fue expulsado él, su ayudante Juan Chumba y los futbolistas Joaquín Novillo y Franco Negri.

El encuentro terminó en un escándalo, con incidentes y trompadas dentro del campo de juego y denuncias posteriores: mientras que el local acusa a los cordobeses de romper el vestuario visitante, el DT y sus jugadores disparan munición gruesa contra la AFA, los arbitrajes y «barrenderos que entraron a pegar», según el propio entrenador.

Caruso habló este domingo al mediodía en TN y no se calló nada. Las duras palabras de Federico Beligoy, Director Nacional de Arbitraje y Secretario General de la Asociación Argentina de Árbitros, generaron más bronca todavía en el técnico de Belgrano, que tiró contra todos.

«Los árbitros son rehenes de los dirigentes. Y nosotros, rehenes de los árbitros. Es una consecuencia. Los que me estaban puteando de la platea saltaron a la cancha para agredirnos. Los tres partidos que gana Barracas fueron con problemas. Es muy difícil jugar así. Si quieren ascender, a mí no me molesta, pero no nos hagan viajar. Pongan Barracas 1-Belgrano 0 y nos quedamos en Córdoba. Después Beligoy sale a decir que Caruso hizo como Zubeldía y no. No tuve ninguna declaración violenta. Lo que sí, cuando se arma el lío les dije a los árbitros de que por culpa suya estaban cagando a palos a mis jugadores. Y el lineman me dijo que era culpa mía. ‘La culpa es de ustedes que son un desastre dirigiendo’, le dije. Después el línea me empezó a agredir a mí. Me dijo que era un cagón, que le pegue. No es lógico, muchachos. Me caliento por eso. Eso en el informe no lo pone. Y me volví loco cuando dijo que yo lo escupí. ¡¿Cómo va a decir eso?! Hace seis horas que no duermo. Me agarró una puntada en la cabeza y pensé que me moría», relató Caruso, ya tomando temperatura después de repasar los hechos del sábado.

El DT, en tanto, desmintió las acusaciones de Barracas por los destrozos que hubo en camarines post partido y aseguró que fueron seguidores del propio conjunto local los que los realizaron.

«Es mentira. Si los jugadores no se pudieron bañar porque nos cortaron el agua. Eso lo rompieron ellos para hacerse las víctimas. Fueron a sacar fotos para hacerse las víctimas para que no le suspendan la cancha por los basureros que entraron a la cancha. La Policía nos tuvo que escudar porque estaban agarrando cascotes para agredirnos. Si los jugadores ni entraron al vestuario, cómo van a decir eso», afirmó.

Luego, Caruso se dedicó a dar palos uno por uno, nombre por nombre. Primero respondiéndole a Beligoy. «Él tiene que aprender que los árbitros están para impartir justicia. Hay técnicos que me llaman desesperados que no quieren ir a dirigir partidos porque saben que los van a cagar. Lo que pasa es que Beligoy trabaja para (Pablo, secretario ejecutivo de AFA) Toviggino y Tapia. Que lo agarre al referí. ¿Por qué Beligoy no cuenta el partido de Riestra? ¿Por qué no cuenta el del otro día?», lanzó, sacado.

Y apuntó sus cañones contra Chiqui, presidente de AFA: «Hace 11 años que dirijo Primera y ahora vine a dirigir Nacional B. En esta categoría hay partidos que ya sé cómo van a salir. Yo y todo el mundo. Hay árbitros que sabés que van a ir a ciertos partidos… Los técnicos no quieren ir a la cancha. Tienen miedo de hablar porque los borran. Anoche me llamó una gente y me contó que el señor Tapia, que no me quiere atender hace dos años, que hace diez meses que estaba esperando este partido para liquidarnos. A mí y a Belgrano. Y que Tapia me lo salga a desmentir».

También aseguró que hay resultados predigitados para favorecer a los equipos de los dirigentes más poderosos y que eso «lo sabe todo el mundo». Y atacó: «No vi en la historia lo que están haciendo ahora. Grondona fue siempre un señor. Tapia se olvidó de las raíces. Toviggino, de un kiosquito en Santiago del Estero, pasó a ser el 1 del fútbol argentino. A mí no me molesta que me borren, hay que salvar al fútbol argentino».

Sobre el final, en tanto, acusó: «El descenso lo paran por Santiago del Estero, no por Maradona. Es mentira. ¿Por qué crees que Santiago del Estero tiene equipo en Primera? Esto me va a costar la cabeza. Me van a dar cinco partidos. Yo le dije al presidente que renunciaba, que se quede tranquilo, que yo no me voy a morir en una cancha».

Las bombas de Caruso

«Nosotros cuando llegamos ya me había dicho un guardia de los que estaban de seguridad que nos iban a encerrar y que no íbamos a poder hablar con los árbitros».

«Nos encerraron en el vestuario, no nos dejaban hablar con los árbitros. Me pareció todo raro. Trajeron cuatro policías y los pusieron atrás del arco. También me pareció raro. Cuando vamos al banco de suplentes, nos llenan todo de sal. Durante todo el partido hubo diez personas atrás del banco puteándome. Sin barbijo, nada».

«Nuestro equipo fue superior todo el partido. La amonestación al 6 nuestro fue cualquier cosa, aunque después está bien expulsado. Al 3 lo empezó a putear el banco de Barracas y el línea llamó al árbitro y lo hizo echar al nuestro. Ellos pateaban la pelota afuera y cobraba saque del arco. Mis jugadores le decían que lo estaban televisando y él decía ‘no me importa nada’. Mis jugadores no querían salir a jugar en el segundo tiempo. Tuve que hablar 15 minutos del arbitraje y 5 del partido».

«A los 49′, cuando me echa, me dice que fue ‘por hablar con la platea’. Yo me estaba yendo de la cancha y él deja seguir el partido, no me dejo ni salir. Y cuando se producen los incidentes, yo estaba en la manga. ¿Sabés qué pasó? Entraron siete personas disfrazados de barrenderos. Todos esos que están de verde son de la hinchada. Fueron los que les pegaron a los jugadores».

«Él (Tapia) me dijo que me meta en el gremio de los técnicos que me iba a hacer la segunda. Y después me soltó la mano. Me hizo las mil y una. Los técnicos no estamos protegidos. Beligoy se enoja, a los técnicos nos tratan muy mal y nadie dice nada. Yo no soy loco, yo doy la cara. Van y los ayudan adrede. El referí estuvo puesto adrede. Beligoy lo sabe. ¿Por qué no lo dice? Trabaja para el poder».

«Ellos me quieren borrar del mapa porque soy un problema. Porque soy el único que los encara. Los técnicos tienen miedo de quedarse sin trabajo y los dirigentes de las represalias. Nadie se atreve a enfrentarnos. Si querés te muestro lo que les mando a Toviggino y Tapia. Le dije ‘ya te saliste con la tuya, te quiero ir a ver'».

«Yo ya estoy cerca de los 60 años y nosotros los técnicos sufrimos mucho. Desde el martes sabía que nos iban a cagar. Nos ponen un árbitro del Argentino A solamente para estropearnos. Y encima hay que aguantarse que el Tribunal de Disciplina lea el informe y me borren del mapa. Y esto sigue todo para adelante y a Caruso lo dejan de lado porque molesta».

«El descenso lo paran por Santiago del Estero, no por Maradona. Es mentira. ¿Por qué crees que Santiago del Estero tiene equipo en Primera? Esto me va a costar la cabeza. Me van a dar cinco partidos. Yo le dije al presidente que renunciaba, que se quede tranquilo, que yo no me voy a morir en una cancha».





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *