viernes, julio 1News That Matters

tras la prohibición en CABA, debaten su uso en las escuelas de la región


Los diputados son Guillermo Castello, de Avanza Libertad, y Matías Ranzini, de Juntos por el Cambio, quienes también buscan suprimir el uso de expresiones que incluyen la “e”, la “x” o el “@” también en documentos del Estado.

El artículo 1 del proyecto del proyecto remarca así la utilización del “idioma español conforme las reglas que establece la Real Academia Española”, mientras que el 2° indica que esto “importará la exclusión de toda información de reglas idiomáticas en general, y en particular las tendientes a reemplazar el uso del masculino genérico que, en nuestra lengua española, abarca a todas las personas, pertenezcan o no a dicho género, así como a la inclusión en las palabras de signos o letras que deformen su sentido u ortografía”.

lenguaje inclusivo.jpg

Ante este contexto, las escuelas de la región empiezan a debatir tímidamente qué postura tomar al respecto. La inspectora jefa distrital de Educación en el municipio de San Vicente, Claudia Godoy, cree que “como docentes tenemos que habilitar siempre los espacios de comunicación y circulación de la palabra, del poder conectarnos con el otro, y este lenguaje muchas veces lo hace posible” y que “la prohibición lo único que trae es la limitación de la comunicación. Y cuando uno limita la comunicación, trae otras consecuencias”.

“Nosotros en el sistema educativo tenemos diversidad de trayectoria, de bagajes culturales, de vivencias y uno como docente planifica y piensa el marco de trabajo pedagógico con relación a esto”, comentó Godoy a El Diario Sur. Y sumó: “No se puede enseñar por fuera de las comunidades y el lenguaje inclusivo forma parte de la vida de nuestros alumnos, alumnas y docentes, por lo tanto no es algo que no se pueda usar en ese contexto porque forma parte de nuestra vida”.

Pero no todas las voces están a favor del lenguaje inclusivo. Gladys Contreras, integrante de la agrupación “Padres Organizado” de Lomas de Zamora, una red surgió en 2020 en reclamo de la vuelta a presencialidad, cree que “el lenguaje inclusivo no depende de una letra, ya sea una ‘e’ o una ‘x’. Para nosotros la inclusión depende de otras circunstancias, como incluir a chicos con autismo o TDAH, que es algo que no está ocurriendo”.

En ese sentido, Contreras puntualizó: “Si la escuela realmente tuviera inclusión, tenemos que hablar de una inclusión social, no de una inclusión del lenguaje. Muchos padres nos comentan que a varios chicos con autismo ni siquiera les permiten tener un acompañamiento terapéutico en el aula. Cambiar las letras también es un trastorno para los chicos que tienen dislexia o algún problema de hiperactividad o lectoescritura. Eso entorpece. No es para nada positivo. Hablar de inclusión suena a mentira: no es inclusión lo que se pone en juego”.

Lenguaje inclusivo.jpg

Lejos de ser prioridad

A favor o en contra, una gran mayoría de la gente vinculada al ámbito educativo reconoce que el lenguaje inclusivo no es una prioridad a tratar en las escuelas de Buenos Aires. “No me parece que el lenguaje inclusivo sea un tema de preocupación hoy para el sistema educativo, al menos en San Vicente, que es el distrito que yo dirijo”, comentó Claudia Godoy, y explicó: “No está en nuestra agenda prohibir o habilitar el uso de determinados lenguajes. En el distrito tenemos prioridades en materia de infraestructura, servicio alimentario o tecnología”.

Por su parte, Gladys Contreras coincide con la inspectora jefa distrital: “El lenguaje inclusivo en Buenos Aires no es algo que consideremos sumamente prioritario. En nuestra región tenemos chicos que no están yendo al colegio directamente, la mayoría vinculados a problemas de gas. Muchos colegios, incluso con temperaturas mayores a 10 grados, no abren y siguen con la virtualidad”.





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.