martes, noviembre 30News That Matters

triples, penetraciones mágicas y un rebote en tierra de gigantes para la victoria de Denver



Una noche, volvió. Facundo Campazzo no atravesaba sus mejores horas en la NBA. Pocos minutos, bajo goleo y poca participación ofensiva, conformaban un combo negativo para el cordobés de Denver Nuggets. Pero este domingo se terminó la racha, porque pudo reencontrarse con su mejor nivel y construir una lucida actuación, en la cómoda victoria de su equipo por 124-95, en condición de local, frente a Portland Trail Blazers.

El base del seleccionado argentino llevó a cabo una función para todos los gustos: convirtió desde larga distancia, ejecutó vistosas asistencias y hasta se dio el lujo de ganar en el tablero ajeno, pulverizando la diferencia de estatura que padece con respecto a la mayoría de sus rivales, desde su «escaso» 1.78 metro de altura.

En total, Campazzo jugó 22 minutos, lapso en el que acumuló 13 puntos. Su goleo derivó de acciones personales con su sello, en los que echó luz sobre su capacidad de repentización para resolver situaciones en apariencias desfavorables.

Por caso, en sus conversiones de dos puntos, se metió en la zona pintada con decisión y acertó al aro. En la primera acción, completó una transición de defensa a ataque con una hermosa bandeja pasada sobre Nassir Little. Una acción para enmarcar, no sólo por la defensa que ensayó su rival, que al cabo fue infructuosa, sino por el paso del balón de mano a mano que realizó el cordobés antes de convertir, previo rebote en el tablero.

La restante no resultó tan espectacular, pero no por eso fue menos destacable. Campazzo recibió sobre el costado izquierdo y encaró hacia el tablero. Pero al entrar a la pintura, puso el freno de mano  para desairar a la defensa y acertó con un tiro flotado, a una mano.

En lanzamientos de tres puntos, anotó la mitad de los que intentó. Fueron tres sobre seis en total, para acabar con una eficacia total en tiros de campo del 55,6 por ciento (5/9).

Más allá de los números, el dato preponderante de la noche en el Ball Arena de Denver, en el estado de Colorado, es que recuperó protagonismo en ofensiva. Algo que sin dudas estaba necesitando en una semana donde venía de jugar apenas 8 minutos en los últimos tres partidos.

Por lo demás, Facu también sumó a su planilla 2 rebotes, ítem en el que también logró levantar al público de los Nuggets. También en el segundo período, el argentino peleó como un gigante una pelota en el aro contrario y ganó ante Nassir Little y Dennis Smith Jr, tras un intento desde el perímetro de Bones Hyland.

Campazzo cerró su brillante noche con 4 asistencias y 1 robo. Una labor completa y necesaria para el armador cordobés. En la parte negativa de su destacada actuación quedaron 4 pérdidas y 1 falta personal.

Los Nuggets, que tuvieron a la figura del partido, el serbio Nikola Jokic, con 28 puntos, 9 rebotes y 9 asistencias, ganaron su quinto juego consecutivo y mantuvieron el tercer puesto de la Conferencia Oeste, con 9 victorias y 4 derrotas.

El próximo partido para Campazzo y Denver está programado para este lunes, a las 22 de Argentina, en condición de visitante frente a Dallas Mavericks, que marcha cuarto en el Oeste.

Sin minutos para Deck

Gabriel Deck se ubicó en la vereda opuesta de Campazzo. El santiagueño no ingresó en la rotación y permaneció en el banco de relevos, en la caída como local de Oklahoma City Thunder frente a Brooklyn Nets, por 120-96.

Kevin Durant, Patty Mills y James Harden fueron una pesadilla para el equipo de «Tortu», al sumar 33, 29 y 16 puntos, respectivamente. Así, Brooklyn logró su décima victoria en la temporada, con cuatro caídas, y marcha segundo en la Conferencia Este, detrás de Washington Wizards.

Los Thunder, en el décimo puesto del Oeste con una performance de 5-7, enfrentarán mañana en el Paycom Center de Oklahoma a Miami Heat.

DB



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *