martes, noviembre 30News That Matters

Verstappen dio una lección de manejo y se apropió del Gran Premio de México para sacarle más diferencia a Hamilton


Imparables están Max Verstappen y su Red Bull. El neerlandés dio otra lección de manejo en el Autódromo Hermanos Rodríguez y se llevó una victoria inobjetable en el Gran Premio de México, 18ª de la temporada de la Fórmula 1, para afianzarse como líder del campeonato y ampliar la diferencia sobre Lewis Hamilton en la lucha por el título de la categoría reina.

Mad Max, que partió desde la segunda línea de la parrilla, se adueñó del primer lugar con una gran maniobra en la primera curva y luego dominó la prueba con comodidad (solo cedió la posición de privilegio a su compañero Sergio Pérez durante algunos giros, tras si ingreso a boxes), con una gran ventaja sobre sus perseguidores. Así, consiguió su noveno triunfo de la temporada -el segundo consecutivo, tras el festejo en Austin- y le sacó 19 puntos de ventaja a Hamilton.

El de Red Bull manda ahora con 312,5 puntos y el británico, que sueña con conquistar su octavo título y romper el record que hoy comparte con Michael Schumacher, está segundo con 293,5. Valtteri Bottas, el poleman que tuvo un domingo difícil, está tercero con 185. Y Pérez, que terminó tercero y se transformó el primer mexicano en hacer podio en el Gran Premio de su país, cuarto con 165.

Luego de un sábado de clasificación complicado para Red Bull, los Mercedes largaron desde la primera línea, con Bottas en primer lugar y Hamilton, en el segundo. Detrás se ubicaron los dos pilotos de la escudería austríaca, Verstappen y Pérez. Pero el finlandés y el británico perdieron rápidamente esa pequeña ventaja que tenían antes del semáforo verde, en una largada que terminó condicionando toda la carrera.

Verstappen igualó a los dos Mercedes en la recta y apuró la primera curva al máximo para quedar adelante de todos. Mientras él se escapaba, detrás hubo caos. Bottas hizo un trompo tras un toque de Daniel Ricciardo, que perdió el alerón de su McLaren. Y en sus intentos por evitar al finlandés, varios autos se tocaron, entre ellos Esteban Ocon, Yuki Tsunoda y Mick Schumacher. El japonés y el alemán quedaron afuera de la prueba.

Entonces ingresó el Auto de Seguridad y se neutralizó la carrera, con Verstappen ya adelante, seguido de Hamilton y Pérez. En la vuelta 4, volvió al velocidad y de ahí en más, el neerlandés se encargó de dar una exhibición de manejo.

Su único ingreso a boxes, en la vuelta 34 para cambiar los componentes medios por duros, fue rapidísimo y volvió a la pista en segundo lugar, detrás de Pérez, que cuidó la punta para el equipo y se la devolvió cuando él hizo su parada, en el 41° giro. 

Tan solo quedó Verstappen en el frente -llegó a sacarle casi 20 segundos a Hamilton cuando ya había pasado más de la mitad de la prueba-, que durante las últimas 20 vueltas, cuando la atención de todos los presentes se la llevaba la tensa lucha entre el británico y Pérez por el segundo lugar, el neerlandés casi no fue mostrado por la transmisión oficial de la carrera. Ya nadie dudaba que terminaría llevándose el triunfo, como finalmente lo hizo, al cruzar la meta con 16s555 de ventaja sobre el de Mercedes.

«Sabíamos que todo dependía de lo que hiciéramos en la largada. Corrimos un riesgo, hicimos una gran frenada y funcionó. Y de ahí, fuimos construyendo un gran ritmo y me pude enfocar en mí mismo, hacer mi carrera. Fue un gran trabajo de todo el equipo. Todavía falta mucho en la temporada, pero tenemos nuestro plan y vamos a seguir fuertes», analizó Verstappen.

Quienes lo acompañaron en el podio fueron las atracciones principales de la jornada porque protagonizaron una lucha por el segundo puesto que tuvo suspenso hasta el final.

«Son demasiado rápidos», se cansó de repetir Hamilton por radio a su equipo, mientras veía cómo Verstappen aumentaba la distancia y Pérez lo presionaba cada vez más de cerca. Y él sufría con el desgaste de unos neumáticos que no respondieron como esperaba.

Pérez, alentado por las miles de personas que llenaron las tribunas, entró a la última vuelta a menos de un segundo del Mercedes. Pero el británico sacó a relucir toda su categoría y su experiencia y pudo defender su posición.

«Fue una gran pelea con Sergio en el final y apenas pude aguantarlo. Él seguía presionando y presionando, lo que demuestra lo poderosos que son los Red Bull. No había nada que hacer, eran muy superiores. Pero hicimos un gran trabajo y seguiremos luchando hasta el final», comentó Hamilton.

Hamilton, Verstappen y Pérez, el podio del Gran Premio de México. Foto Xinhua/David de la Paz

Hamilton, Verstappen y Pérez, el podio del Gran Premio de México. Foto Xinhua/David de la Paz

«Quería más, estuvimos cerca, gracias a un gran trabajo del equipo. Di todo, de corazón, pero no me alcanzó. El apoyo de la gente es increíble. El público merece esto, espero que lo disfruten mucho», aseguró Pérez. 

Hamilton celebró, además del podio, el buen cierre de Bottas, quien le robó el récord de vuelta a Verstappen en el último giro y evitó que el neerlandés se llevara un punto extra. 

Pasó el Gran Premio de México, con otro festejo avasallador de Mad Max y su Red Bull. Quedan cuatro carreras para el cierre de la temporada -la próxima, el Gran Premio de Brasil, se correrá el domingo que viene en San Pablo- y el neerlandés parece más firme que nunca en lo alto de la tabla. ¿Logrará romper la hegemonía de Mercedes y Lewis Hamilton? 

f1 verstappen hamilton temporada 2021
Mirá también

Mirá también



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *