viernes, julio 1News That Matters

viajar a los Juegos Olímpicos de Helsinki 1952


“Se podrán imaginar lo que era para nosotros, era algo que nunca lo habíamos soñado”. El testimonio de José Yudica en el capítulo 2 de la serie documental El Fútbol es Historia es elocuente. Se refiere al viaje a los Juegos Olímpicos de Helsinki en 1952, por haber ganado el campeonato de fútbol en los Juegos Evita de ese año. En la foto, en el barco Le Maire, Yudica aparece junto a sus 10 compañeros del Evita Estrella de la Mañana y otros 10 juveniles que ganaron en otros deportes. Zarparon hacia la desconocida Finlandia el 11 de junio de 1952. Este sábado se cumplen 70 años.

No fue una gira propiamente dicha pero fueron los únicos futbolistas argentinos en el país nórdico, ya que la AFA no envió un equipo representativo. “Las delegaciones que partieron en la víspera son las de boxeo, yachting, gimnasia, pesas, lucha y esgrima. Junto a ellas, viaja también una delegación infantil, integrada por 21 de los niños que compitieron en los torneos infantiles Evita. El viaje de estos niños, es una iniciativa de Eva Perón. Ellos devolverán el hermoso premio de este viaje que se les ha conferido, con el estímulo de su presencia en Helsinki y mañana, con el fructífero resultado que habrá de reportar, seguramente, la lección viva que les significará este viaje”, se lee en el último párrafo de la cobertura de Clarín el 12 de junio.

Así cubrió Clarín la partida de la delegación argentina a los Juegos Olímpicos de Helsinki en 1952.

Así cubrió Clarín la partida de la delegación argentina a los Juegos Olímpicos de Helsinki en 1952.

La foto es casi desconocida para el mundo del deporte. La publicó la revista Sucedió Deportivo, bajo el título Álbum de Oro del Fútbol Criollo 1952. Una perla entre decenas de fotos de equipos de Primera y Segunda de AFA y de las principales ligas del país. La aparición de esos 11 pibes con futuro profesional resultaba un atractivo hecho periodístico.

Clarín le dedicó un párrafo especial a los campeones juveniles que viajaban como premiación a los Juegos Olímpicos de Helsinki de 1952.

Clarín le dedicó un párrafo especial a los campeones juveniles que viajaban como premiación a los Juegos Olímpicos de Helsinki de 1952.

Morning Star se fundó en 1946, aunque ya funcionaba desde 1942 en la casa de la familia Consiglio. Salvador fue el entrenador de aquellos pibes que comenzaron a hacer ruido en el fútbol juvenil rosarino y nacional desde 1948, cuando empezaron Los Juegos Evita. En 1951 llegaron a la final pero perdieron. Después, el intendente rosarino Celio Spirandelli sugirió anteponer el nombre de Evita. En 1952 participó como Evita Morning Star.

El 15 de marzo de 1952, en el Monumental y con la presencia del presidente Juan Domingo Perón y de Eva Perón, ya muy enferma, se disputó la última fecha del cuadrangular final del Campeonato Argentino de Fútbol Infantil Evita, como se denominaba en esa época. Primero, los representativos de Corrientes y Formosa igualaron 1-1. Luego, el encuentro decisivo entre Evita Morning Star (Santa Fe) y Arsenal de Llavallol (Buenos Aires). También igualaron 1-1 pero el equipo rosarino se consagró campeón. En el rival, ese día jugó Antonio Valentín Angelillo, uno de los Carasucias del Sudamericano de Lima en 1957.

Cuenta la historia que cuando Rubén Farrugia, capitán de Morning Star, recibió el trofeo de las manos de Evita, ella le pidió argentinizar el nombre. Desde entonces y hasta 1955 fue Evita Estrella de la Mañana. Tras el Golpe de Estado que derrocó a Perón, el club volvió a su denominación original.

Tres de los once jugadores trascendieron en el fútbol nacional.

Yudica, quien falleció en agosto de 2021, además de jugar en Newell’s, Boca, Vélez, Estudiantes, Platense, Quilmes y en la Selección Argentina, dirigió una decena de clubes y fue campeón con Quilmes (Metro 78), Argentinos (Nacional 85) y Newell’s (1987/88).

Roberto Puppo, gran amigo del Piojo, también debutó en Newell’s y luego jugó en Argentinos y Quilmes. Además fue entrenador, por mucho tiempo en las inferiores leprosas.

Y Ricardo Félix Ramírez, que se inició en Rosario Central, también jugó en Unión y en el fútbol paraguayo. En tanto, Rubén Farrugia, el capitán, llegó a ser técnico de Central Córdoba de Rosario en Primera B en 1968.

“Cuando escuchamos por los parlantes que los ganadores irían a los Juegos de Helsinki nos quedamos mudos”, recordó Yudica en el libro Los Juegos Evita, escrito por el periodista Guillermo Blanco. Y agregó: “Fuimos en barco: un mes de ida, otro allá y otro más para volver. Hasta llevamos un micro para movernos allá. Todos con nuestros gabanes, nuestros trajes, y hasta el primer pantalón de gabardina con cierre”.

No fue una promesa de campaña. Fue una realidad. Los 11 pibes viajaron a Helsinki. Partieron casi un mes antes. Los Juegos Olímpicos se disputaron entre el 19 de julio y el 3 agosto. Los 60 integrantes de la delegación argentina fueron los últimos en abandonar la villa olímpica. Emprendieron el regreso el 14 de agosto y llegaron a Buenos Aires el 5 de septiembre. Clarín recogió el testimonio de esos pibes: “Que en fútbol se emplea mucho la marcación, pero nada el dribling. El pase rápido y el remate del delantero mejor ubicado. Estos fueron detalles que nos revelaron los integrantes de la juvenil delegación de los torneos infantiles Evita, que fue un constante estímulo para los atletas”.

Así cubrió Clarín la llegada de la delegación argentina a Buenos Aires, tras casi tres meses de ausencia, casi dos navegando y más de uno en Helsinki, Finlandia.

Así cubrió Clarín la llegada de la delegación argentina a Buenos Aires, tras casi tres meses de ausencia, casi dos navegando y más de uno en Helsinki, Finlandia.

Eva Perón murió el 26 de julio. “Estando en Filandia, ella se murió, y yo recibí el telegrama con la noticia que les transmití a todos”, evocó Yudica, uno de los 21 niños privilegiados que vivieron una experiencia inolvidable.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.