Ya empezó el tironeo entre River y Boca por la fecha del Superclásico de la Copa Argentina


Cuando llegan las fechas de Copa Argentina los clubes juegan a un tire y afloje todo el tiempo. Y mucho más si los que están en el medio son River y Boca. Y aún más si se tienen que enfrentar entre sí, como sucederá por los octavos de final de la actual edición. Hay tironeos, hay rosca pero lo que todavía no aparece es ni el día ni el horario para el nuevo cruce mano a mano entre los dos colosos del fútbol argentino. Se espera que la AFA lo determine en las próximas horas.

Antes de dar a conocer una fecha de un partido por Copa Argentina, lo que la organización habitualmente hace es charlar con los dirigentes de los dos clubes para que se acuerden entre las tres partes y todos queden conformes. Una vez que se logra ese quórum, la AFA publica la programación del partido con el día, horario y sede correspondientes. Pero entre River y Boca todavía no se pusieron de acuerdo.

Según pudo saber Clarín, River quiere jugar el miércoles 4 o jueves 5 de agosto, tal como habían propuesto desde la organización de la Copa Argentina en un primer momento, dado que la semana que viene no hay Copa Libertadores ni partidos por la Liga local. Y Boca, que en un primer momento había solicitado que se jugara la primera semana de septiembre, ahora no tendría problemas en hacerlo cuando la AFA lo disponga.

Por su parte, River no quiere saber nada con los primeros días de septiembre porque habrá fechas de Eliminatorias Sudamericanas y se le podrían a ir al menos siete jugadores (Franco Armani, Gonzalo Montiel y Julián Álvarez a la Selección Argentina; Nicolás De La Cruz a la de Uruguay; Paulo Díaz a la de Chile y David Martínez y Robert Rojas a la de Paraguay), mientras que Boca perdería apenas dos, a los colombianos Frank Fabra y Edwin Cardona.

El calendario, además, es tan apretado, que juega en contra. Es que el 11 y el 18 de agosto River disputará los cuartos de final de la Copa Libertadores contra Atlético Mineiro, mientras que la última semana de agosto (martes 24, miércoles 25 y jueves 26) se jugará la octava fecha de la Liga Profesional de Fútbol. Luego, llega la doble jornadas de Eliminatorias, el 2 y 7 de septiembre y en el medio seguirá la competencia local ya que no para.

El domingo 12 de septiembre, en tanto, se llevarán a cabo las PASO para las elecciones legislativas, por lo que ese fin de semana no habrá fútbol y la fecha 11 de la Liga argentina se desarrollará entre el martes 14 y el jueves 16. En este contexto, no se descarta no solo que el Superclásico de Copa Argentina se pase ese mes si es que se encuentra un hueco, sino directamente para octubre, a pesar de tener que aplazar la definición de ese certamen o comprimir las fechas de cuartos, semifinales y final.

Alan Leonardo Díaz fue la figura impensada del último clásico.
Foto: Marcelo Carroll

Alan Leonardo Díaz fue la figura impensada del último clásico.
Foto: Marcelo Carroll

En esta disputa, también hay que tener en cuenta la posición de la TV. Es que TyC Sports, el canal que televisa la Copa Argentina, está transmitiendo los Juegos Olímpicos, que finalizan el 8 de agosto. Por lo tanto, no vería con buenos ojos que el encuentro entre River y Boca se juegue la semana que viene ya que no podría tener una transmisión de envergadura, acorde a un Superclásico. 

Los clubes, mientras tanto, ya juegan el partido afuera. Marcelo Gallardo fue contundente respecto a este tema cuando se lo consultaron en la conferencia de prensa que dio luego de la goleada de River a Unión. «Cada vez se acerca más la fecha y no tenemos notificación. Necesitamos tener la confirmación para planificar, cosa que a veces es díficil en el fútbol argentino», manifestó el Muñeco.

De lado de Boca, más allá de que están inmersos en una disputa con la Liga Profesional de Fútbol, que finalmente le rechazó el pedido de postergar uno o dos días el encuentro contra San Lorenzo (juegan este martes a las 21 tal como estaba programado), dado que el plantel que comanda Miguel Angel Russo sigue aislado en el hotel Intercontinental, tras el caos de Belo Horizonte, donde, según el Ministerio de Salud, se rompió la burbuja, Juan Román Riquelme, en medio de su furiosa alocución en la cancha de Banfield, tiró: «Tenemos el partido de Copa Argentina y espero que los árbitros no se sigan equivocando en contra nuestra».

Mientras tanto, desde la organización de la Copa Argentina esperan que la AFA dé el veredicto final, ponga día y horario y termine con las especulaciones, que también incluye a la sede. Si se jugase la semana que viene, por una cuestión de distancia y de tiempos para preparar el partido, pica en punta en el estadio Ciudad de La Plata. En cambio, si se juega en septiembre u octubre, Mendoza o Santiago del Estero pueden sumarse a la disputa por albergar el Superclásico. 

Mirá también

Mirá también

   



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *